La Ley de Atención Inversa no es solo un sesgo en la atención

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

 Hace unos meses me recomendaron un interesante video realizado por Vicente Baos,  Juan Gervás y otros colegas, en el que explicaban la Ley de Atención Inversa[1] (LAI), en su blog “Videos y salud” (http://videosysalud.blogspot.com.es/2011/10/ley-de-cuidados-inversos.html).  El video, como veréis, es muy bueno, especialmente por el esfuerzo pedagógico desplegado. Sin embargo, para mí es un ejemplo más de cómo se ha reinterpretado la Declaración de Alma Ata y la Atención Primaria (AP) desde una visión centrada en la consulta médica y que hay un evidente riesgo de reduccionismo de la idea original de AP.

Julian Tudor Hart

Julian Tudor Hart, autor de la Ley de Atención Inversa.

Según el video, parecería que la forma de abordar el  problema planteado por la LAI fuera el evitar un “sesgo” en el trato del usuario que llega a la consulta (según los autores del video, se dedica más tiempo y atención a los pacientes de mayor clase social y similares pautas socio-culturales a las del sanitario que les atiende). Considerar este sesgo potencial es muy importante.  Pero lo que principalmente nos dice la LAI (ver http://www.juliantudorhart.org/papers/Paper11.pdf ) es que ciertas personas con más necesidades de salud ni siquiera se convierten en usuarios. No llegan a demandar servicios o lo hacen insuficientemente en relación a otros. Y que los servicios de salud no tienden a localizarse en las zonas con más necesidades de salud, especialmente, en los sistemas sanitarios regidos por criterios de mercado.

Es decir, hay una barrera socio-cultural que impide que las necesidades de salud de una comunidad sean equivalentes a la demanda de atención del centro de salud que sirve a esa comunidad. En esto se basa la necesidad de que el sanitario cuelgue de vez en cuando su bata y se ponga las botas para salir a la comunidad[2]. Es decir la salud comunitaria que no esta basada principalmente en la atención a la demanda.

Por eso es importante que los profesionales de nuestros centros de salud puedan (por el tiempo disponible y por las prioridades en los objetivos a cumplir) desarrollar el trabajo fuera del centro y dirigido a poblaciones vulnerables en su práctica diaria. También justifica el que existan centros especializados en prevención y promoción de la salud enfocados especialmente a estas tareas y que sirvan de apoyo y fomento de las mismas en la red de AP (ejemplo, los CMS del Ayuntamiento de Madrid[3][4]). Finalmente, señala las limitaciones de una AP que pretende resolver todos los problemas de la comunidad desde la consulta.

Se que es una visión de la Salud Comunitaria (y de la AP), y una importante matización sobre la LAI, que seguramente comparten los colegas del video ¿O no?


[1] La LAI fue enuncida en 1971 (Hart JT. The Inverse Care Law. Lancet. 1971; i:405-12), antes de la Declaración de Alma Ata (1978), pero formó parte de las múltiples reflexiones previas sobre los limites de los servicios sanitarios basados en la demanda y la necesidad de reorientarlos hacia un enfoque de necesidades de salud y de salud comunitaria, que confluyeron en la Declaración de Alma Ata y la AP.

[2] Segura del Pozo, J; Martínez Cortés, M et cols. “El proceso de reorientación comunitaria de los Centros Madrid Salud”.  Revista Comunidad. PACAP. Año 2011. Pág. 23-26. http://www.madridsalud.es/prev_prom_saludambiental/pdfs/Comunidad13-CMS.pdf

[3] Centros Madrid Salud (CMS), centros municipales de salud especializados en prevención y promoción de la salud. Ver: CMS_cuatriptico

Anuncios

2 pensamientos en “La Ley de Atención Inversa no es solo un sesgo en la atención

  1. Siento leer este comentario al cabo de años, pero creo que vale la pena contestarlo, además de agradecer la referencia y atención.
    Sobre la Ley de Cuidados Inversos he comentado y publicado en múltiples ocasiones. Y desde luego:
    “Con esta doble premisa, con una práctica clínica de calidad científica y humana, y con incentivos adecuados, el médico general puede utilizar tanto información positiva (¿quién tuvo el año pasado neumonía, y cómo se distribuyeron por clase social los que acabaron ingresando?), como información negativa (¿quiénes no me han consultado por nada en el último año entre los mayores de 75 años?). Este papel exige salir de la consulta, no cabe duda”.
    “Para revertir la Ley de Cuidados Inversos hay que a salir de la consulta, no cabe duda. ¿Quién teme a la población?”
    http://equipocesca.org/oportunidades-clinicas-para-compensar-el-impacto-de-las-diferencias-sociales-en-salud/
    Necesitamos actuar sobre quienes ni siquiera llegan a nuestras consultas, que suelen ser los que más nos necesitan, como destaqué en el Informe FOESSA
    http://equipocesca.org/atencion-primaria-de-salud-politica-sanitaria-y-exclusion-social-2/
    Otra cosa es, y de ahí el énfasis en el vídeo, que en la consulta diaria también hay que revertir la Ley de Cuidados Inversos.
    Respcto al tiempo de consulta según clase social hay estudios con resultados variables, pero en general los pobres tienen más problemas, que requieren más tiempo, y sin embargo sus consultas duran menos
    http://www.annfammed.org/content/5/6/503.short
    Para no cometer sesgos con la Ley de Cuidados Inversos, conviene difundirla entera, pues tras el “el punto” lo que sigue es clave en salud pública (y en política, si se pudieran distinguir ambas):
    “The availability of good medical care tends to vary inversely with the need for the population served. This inverse care law operates more completely where medical care is most exposed to market forces, and less so where such exposure is reduced”.
    Es decir, generalistas y salubristas deben evitar el sesgo de no salir de su “medicina” e ir a la política, a las fuerzas del mercado, a la privatización, para lograr evitarla, y disminuir así el impacto de la Ley de Cuidados Inversos.
    En fin.
    Un saludo juan gérvas @JuanGrvas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s