Amianto y mortalidad por mesotelioma en el sur de Madrid: un aporte a la reflexión sobre la falsa dicotomía entre empleo y salud.

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

El recientemente editado II Atlas de Mortalidad y Desigualdades socioeconómicas en la Comunidad de Madrid (CM) 2001-2007  ha vuelto a mostrar un llamativo riesgo excesivo de mortalidad por mesotelioma en los hombres residentes en un área muy circunscrita del sur de Madrid: las localidades de Getafe, Parla, Pinto, Griñon, Aranjuez y el cercano distrito de Villaverde (ver:  Mesotelioma, hombres). Como es sabido, el mesotelioma es un cáncer de pleura muy específicamente relacionado con la exposición al amianto.

 mortal mesotelioma CM 2001_2007

Mortalidad por mesoteliomas en hombres 2001-2007, Comunidad de Madrid. Las zonas en rojo corresponden a secciones censales con un exceso de mortalidad y las que están en verde con una mortalidad inferior a la esperada. Como se ve en el cuadro de la derecha, este exceso de riesgo se concentra en unas pocas localidades al sur de Madrid, en la zona entre la carretera de Andalucia y la de Toledo: Villaverde, Getafe, Parla, Pinto, Griñon y Aranjuez . Fuente: II Atlas de Mortalidad y Desigualdades socioeconómicas en la Comunidad de Madrid (CM) 2001-2007

Varios estudios epidemiológicos anteriores, llamaron la atención sobre la posible relación de este riesgo excesivo de mortalidad con la ubicación de industrias del amianto en la zona (entre ellas, URALITA), cuyos trabajadores residían en estas localidades:

 30 años despues del inicio de las luchas sindicales advirtiendo contra este riesgo, siguen de actualidad los procesos judiciales que reclaman indemnizaciones a estas empresas por una negligencia en las medidas de seguridad.

Miembros-Asociacion-Victimas-Amianto-juzgados_EDIIMA20121009_0448_13

Miembros de la Asociación de Víctimas del Amianto de Getafe frente a los juzgados. Fuente: www. el diario.es de 10 octubre 2012. http://www.eldiario.es/economia/lavar-ropa-mata_0_56344874.html

Estos datos nos hacen reflexionar sobre la antigua y falsa dicotomía entre empleo y salud, que estuvo muy presente en esta lucha histórica, a contracorriente tanto del empeño de la/s empresa/s por negar la evidencia del riesgo, como, a veces, de los propios trabajadores y sus representantes (algunos priorizaban el empleo generado en el presente por las empresas, frente o un riesgo “hipotético” futuro) y de la pasividad de los poderes del estado, lentos para tomar medidas protectoras de la salud colectiva (España fue de los últimos países en prohibir la fabricación, utilización y comercialización de fibras de amianto) y tolerantes con los  dueños de las empresas.  Y que actualmente vuelve a estar lamentablemente de moda con las iniciativas de Eurovegas y el cambio de la ley antitabaco en la Comunidad de Madrid:

sheldon-adelson-e-ignacio-gonzalez

Sheldon Adelson, impulsor del proyecto Eurovegas estrecha la mano de Ignacio Gonzalez, Presidente de la Comunidad de Madrid. Fuente: eurovegasmadrid.net

Anuncios

Experiencias terapéuticas grupales

Recientemente se ha publicado el libro “Experiencias terapéuticas grupales”, una obra colectiva coordinada por Emilio Irazábal Martín y Mariano Hernández Monsalve y escrita por diversos profesionales que, contra viento y marea y a contracorriente de las dinámicas institucionales involucionistas que también está sufriendo la red de salud mental de la Comunidad de Madrid, encuentran la oportunidad de conducir procesos grupales en los Centros de Salud Mental de San Blas, Collado-Villalba, Alcobendas, Carabanchel, Alcorcón, Villaverde, Hortaleza, CMS Carabanchel, Centro de día de Romareda (Zaragoza) y Hospital Infanta Sofía.  Todos ellos suman muchos años de experiencia en la formación, investigación e intervención en grupos en los servicios públicos.

Experiencias-terapéuticas-grupales

La terapia de grupo como método de tratamiento del trastorno mental tiene ya un cierto recorrido en nuestro país. El progresivo aumento de la demanda asistencial en los Servicios Públicos de Salud Mental empuja a los profesionales a iniciarse en estas prácticas, aunque con deficientes herramientas teórico-técnicas –los profesionales caminan un poco a ciegas y contra corriente; los programas de formación en esta modalidad de terapia se pueden contar con los dedos de una mano; la investigación sobre resultados tampoco tiene el apoyo necesario-.

El pensamiento dominante en las políticas de salud mental mira hacia otro lado sin pararse a valorar lo beneficios que para el paciente tienen los tratamientos colectivos. Aún así, existen “islas” donde la terapia de grupo camina con solidez atrayendo a profesionales que buscan distanciarse de lo hegemónico y lo dogmático, aportando ilusión y esperanza en este campo.

!Enhorabuena a todos y todas por estos textos y gracias por compartir vuestra experiencia con nosotros!

Puedes comprar online este libro desde este enlace.

Perdida de peso y salud en Cuba: o como solo a través de cambios sociales se mejora la salud de un país o ciudad

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Si queremos disminuir la carga de muertes, enfermedades y sufrimientos asociados que padecen un país o una ciudad, no basta con medidas individuales médico-preventivas dirigidas a aquellos que tienen mas riesgo de enfermar (estrategias preventivas de alto riego), sino que deberemos impulsar cambios políticos, sociales, urbanísticos y económicos que afectan al conjunto de la población (estrategias poblacionales). Pues es allí donde se encuentra el  origen del problema de salud. Este concepto formulado por Geoffrey Rose en los años 90 del pasado siglo[1], ha sido ahora magníficamente ilustrado con el impresionante estudio de un experimento natural.

Cuba sufrió una brusca disminución al acceso al transporte motorizado (público y privado) y un racionamiento alimentario, durante el llamado “Periodo Especial” que siguió al derrumbe del sistema soviético (1990-1995). La necesidad de desplazarse a pie y a bicicleta, entre otros factores, llevó a una perdida poblacional media de 5 Kg. de peso, que se tradujo en una mejora sustancial de varios importantes indicadores de salud (obesidad, diabetes, enf. cardiovasculares, etc.). La reversión de esta situación (mayor sedentarismo, mayor aporte calórico, etc.) a principios del siglo XXI, trajo consigo un aumento del Índice de Masa Corporal (IMC) medio del pueblo cubano, superando incluso los niveles previos a la crisis. Y consecuentemente, un empeoramiento de los indicadores de salud.

No pretendemos con esto sugerir que los españoles pasen por el sufrimiento por el que pasaron los cubanos para mejorar su salud. Si no que del “experimento” nos queda la evidencia del fuerte impacto que una modesta perdida global de peso (favorecida por medidas políticas, como  la importación de mas de un millón de bicicletas de China) tiene en  la mejora de la  salud de una población. Es decir, utilizando una frase de moda: “sí se puede”.

Para ilustrarlo, tenéis este valioso y pedagógico video con subtítulos en español, elaborado por los autores del estudio, que fue dirigido por los epidemiólogos españoles Manuel Franco y Usama Bilal, colegas y cómplices en seminarios de Epidemiología Social en Madrid. ¡Enhorabuena, de nuevo, Manuel y Usama (y resto de autores), por este pedazo de trabajo!

El texto completo del artículo, lo podéis encontrar en inglés en:

Manuel Franco, Usama Bilal, Pedro Orduñez, et cols. “Population-wide weight loss and regain in relation to diabetes burden and cardiovascular mortality in Cuba 1980-2010: repeated cross sectional surveys and ecological comparison of secular trends”. BMJ 2013; 346 doi: http://dx.doi.org/10.1136/bmj.f1515 (Published 9 April 2013)

Accesible en: http://www.bmj.com/content/346/bmj.f1515


[1] Rose G. Sick individuals and sick populations. Int J Epidemiol1985;14:32-8.

Abstract/FREE Full Text

 

Funcionarios cincuentones

Funcionarios cincuentones

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Si en el imaginario público “funcionario” es un antónimo de “rebelde” (ver:  Se puede ser rebelde y funcionario a la vez, y no estar loco (?) ), al juntar dos palabras, como “funcionario” y “cincuentón”, evocamos una imagen muy poco dinámica y atractiva sobre nuestros Servicios Públicos. Pero la realidad es que estos son sostenidos hoy en día por funcionarios cincuentones. Son en su mayoría empleados públicos pertenecientes a una misma generación: la nacida en los años 50, y que se incorporó en los años 80 a las Administraciones Públicas. La misma que además tiene ya la mente puesta en la cercana (?) jubilación. Es mi generación.

Sigue leyendo