La rebeldía como medicina

La rebeldía como medicina

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Sabemos que la crisis esta llevando a miles de españoles al sufrimiento, la desesperación, la depresión y la perdida de salud. Lo que estamos descubriendo es que la rebeldía es una medicina eficaz para prevenir y aliviar estos problemas. Están saliendo a la luz estudios y experiencias en que personas afectadas por el paro, el desahucio o el brusco empobrecimiento, salen de su aislamiento, culpabilización y vergüenza, socializan su sufrimiento, se organizan y ayudan mutuamente, y se convierten en colectivos activos y rebeldes frente a su “suerte”. El efecto es un alivio de este sufrimiento (más potente y eficaz que el que proporcionan los psicofármacos) y una disminución del riesgo de enfermar. Un ejemplo es el estudio antropológico que os mostramos hoy titulado “Desahuciar, desalojar, ejecutar. Cuando la política callejera se convierte en medicina”, de la Dra. Elena Ruiz Peralta.

Sigue leyendo

Anuncios
¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos?

¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos?

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

En su último y recién aparecido libro, Zygmunt Bauman dice que ya tenemos suficientes evidencias para rechazar “la teoría del goteo”. La riqueza acumulada por las clases más ricas no se ha “filtrado” en absoluto hacia abajo ni nos ha hecho más ricos al resto, ni nos ha hecho sentir más seguros y optimistas respecto a nuestro futuro y el de nuestros hijos, ni tampoco nos ha hecho más felices. Sin embargo, debemos preguntarnos por qué, a pesar de su evidente efecto en nuestro empobrecimiento e infelicidad, seguimos tolerando la desigualdad. Para ello analiza algunas de las grandes mentiras sobre las que se asienta una mentira todavía mayor (la del título del libro):

  1. El crecimiento económico es la única manera de hacer frente y superar todos los desafíos y los problemas que genera la coexistencia humana.
  2. El crecimiento continuo del consumo es quizás la principal y mas eficaz manera de satisfacer la búsqueda humana de la felicidad
  3. La desigualdad entre hombres es natural, y adaptada las oportunidades de la vida humana a esta regla nos beneficia a todos, mientras que intentar paliar sus efectos nos perjudica a todos.
  4. La competitividad (con sus dos caras: el reconocimiento del que se lo merece y la exclusión/degradación del que no se lo merece) constituye de manera simultanea una condición necesaria y suficiente de la justicia social, así como de la reproducción del orden social.

Sigue leyendo