Sanidad o Salud

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

¿Es lo mismo hablar de “sanidad” que de “salud”? Es frecuente encontrarse en la prensa y en debates públicos que ambos términos se usan indiscriminadamente. Recuerdo que durante el inicio del  movimiento del 15M, el grupo de trabajo específico empezó llamándose de “Sanidad” para luego denominarse (a veces) como de “Salud”. Ahora compruebo que la emergente fuerza política “Podemos”, con vocación de generar alternativas a lo establecido, tiene un “Circulo de Sanidad”, en vez de tener un “Circulo de Salud” ¿Porqué le doy tanta importancia a esta diferencia?

La principal razón es que creo que el término “Salud” es más inclusivo que el de “Sanidad”, y, de alguna forma, engloba a este último. Aunque en inglés y francés, existe el mismo significante (“health” y “santé”, respectivamente) para los dos significados, no ocurre lo mismo en el español y otros idiomas, como el italiano, que tienen un término diferente para cada significado[1].

Usar “sanidad” puede ser excluyente en dos sentidos: uno en cuanto a la limitación del ámbito gubernativo de intervención, otro en cuanto al campo profesional. Empecemos por el primero. En el imaginario popular, “sanidad” se asocia al sector sanitario, a las batas, a los médicos, los hospitales, los centros de salud, los medicamentos; es decir, a la acción profesional y administrativa principalmente para curar a los enfermos, y en menor grado, para conservar la salud. Por el contrario, el termino “salud” se refiere al resultado de las intervenciones. Es el efecto de la suma de acciones (u omisiones) de las fuerzas sociales, económicas, políticas, culturales, etc. (también las sanitarias), junto con las condiciones de vida, trabajo, vivienda, barrio, en las que nos ha tocado vivir, desde la cuna a la tumba. Incluye el efecto del sector sanitario, pero también de otros sectores profesionales y administrativos (sector educativo, de bienestar social, de protección del medioambiente, de la prevención de riesgos laborales, del fiscal, urbanismo, etc.) que determinan nuestra salud.

La estrategia de “Salud en todas las políticas” pretende que todas estas acciones administrativas tengan en cuenta el resultado en términos de salud, a la hora de guiar sus acciones y establecer prioridades de gasto en las políticas públicas. La idea es que no es suficiente invertir en sanidad para alcanzar la salud, sino que hay que incidir en los determinantes sociales de la misma. Muy ligado a esto último, están las enseñanzas que hemos sacado en las últimas décadas de los estudios sobre “desigualdades sociales de salud”: si queremos disminuir las escandalosas y crecientes diferencias en salud entre grupos sociales (definidos por su clase social, género, etnia, situación laboral, migratoria, o por el continente, país o barrio de residencia, etc.), la intervención desde los hospitales y centros de salud (la sanidad) tiene unas posibilidades muy limitadas de reducir esta brecha. Hay que intervenir también “corriente arriba”, tanto a nivel de los determinantes sociales más dístales (políticas de reparto de la riqueza, políticas de protección social, empleo, vivienda, urbanismo, etc.), como de los más proximales (hábitos de salud, psicohigiene, cohesión social, empoderamiento, etc.). Desde ese imaginario popular mencionado, la sanidad es cosa de médicos y otros sanitarios (enfermería, auxiliares, celadores, etc.). Por el contrario, la salud es cosa de ciudadanos y ciudadanas.

Pero incluso desde el punto de vista de los profesionales que dedican su esfuerzo a ayudar a las personas a estar sanas, usar el término “sanidad” o “sanitario” ha tenido un efecto excluyente. No se consideran como “profesionales sanitarios” a los trabajadores sociales, educadores sociales, psicólogos (que no tengan la especialidad de “psicología clínica”), sociólogos, antropólogos, etc. Incluso, aunque trabajen en el llamado sector sanitario. Además, las medicinas alternativas o naturales (también las llamadas medicinas “folk” y las estrategias de autocuidados) tienen dificultades para ser incluidas en este exclusivo círculo sanitario, que sigue muy dominado por el referente biomédico y clínico. La medicina, como sinónimo de sanidad, tiene un gran prestigio social y, por ello, una importante presencia en los medios de comunicación, y una legitimidad para saturar todo el ámbito de la salud. En parte por ello, la población no es capaz de discriminar bien “sanidad” de “salud” (ni “sanidad” de “medicina”, ni “medicina” de “medicina clínica”) y sigue pensando que “la salud es cosa de médicos”.

Como véis, los que más insistimos en esta discriminación entre salud y sanidad, somos los que también pretendemos evitar la dominancia de lo médico-clínico en el campo de la “sanidad”[2]. Muchos pertenecemos al campo de la “salud pública”, cuyo término támbien es difícil de discriminar del de “sanidad pública”: la mayoría trabajamos dentro de la sanidad pública (aunque no todos, ejemplo: ONG’s), pero no atendemos a enfermos y nos ocupamos de la salud colectiva. Vamos, que es un lio difícil de explicar con una sola frase o hacer comprender a nuestros padres e hijos (ver en el blog “Salud Pública y otras dudas”:  PAPÁ, ¿Qué es un salubrista?)

podemos sanidad. jpg

logos

Arriba: logo del Círculo de Sanidad de Podemos. Abajo: logos de los otros partidos. La mayoria tiene una organización sectorial de “Sanidad”, como es el caso del PSOE, UPD y PP. En cuanto a IU, está organizado en “Áreas”  y tiene un “Área de Salud”. Desconozco cómo se denomina la organización de Equo.

En resumen, cuando se convoca un grupo o circulo de “Sanidad” es muy probable que se hable de cómo organizar los hospitales y centros de salud para que todos recibamos mejor atención sanitaria, también es más probable que se apunten fundamentalmente sanitarios con algún “usuario” de la sanidad; cuando se convoca un grupo o circulo de “Salud” es  más probable que se hable sobre cómo organizar la sociedad para que estemos todos más sanos. Por supuesto, incluyendo la organización de la sanidad, pero no solo eso…

 —————————

[1] Acudir a los diccionarios oficiales para aclarar esta diferencia no nos acaba de satisfacer y explica en parte la indiscriminación en el lenguaje de la vida cotidiana.

El diccionario de la RAE, enuncia como principales significados,  una definición muy funcionalista, orgánica y limitada a la salud  físico:  Salud (Del lat. salus, -ūtis): 1) Estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas sus funciones, 2) Condiciones físicas en que se encuentra un organismo en un momento determinado (no incluyo otros). Contrasta con la definición  más amplia de la Organización Mundial de la Salud  (OMS):«La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.»

Sanidad (Del lat. sanĭtas, -ātis) es definido por la RAE con al menos dos significados: 1) Cualidad de sano o saludable, 2) Conjunto de servicios gubernativos ordenados para preservar la salud del común de los habitantes de la nación, de una provincia o de un municipio. Como veis, no deja de ser polisémica, al ser el primero un significado próximo a “salud”. La OMS, con una evidente lingüistica influencia inglesa y francesa, no tiene en su glosario un término como “sanidad”. El que más se acerca al significado español de “sanidad” es “health care” (que se podría traducir como atención sanitaria o cuidado de la salud). Según el diccionario de Oxford, health care significa “el mantenimiento y mejora de la salud física y mental, especialmente a través de la provisión de servicios médicos”.

El italiano utiliza los terminos salute y sanitá de forma muy similar al español. La concepción fisica de Salute: Complesso delle condizioni fisiche in cui si trova un essere vivente; y la polisémica de Sanitá: 1) Condizione di perfetta salute fisica e psichica; 2) Istituzione pubblica che ha per compito la tutela della salute dei cittadini.

En francés el término Santé se puede traducir tanto como salud o como sanidad. Sin embargo, Salut es un “falso amigo” para los estudiantes españoles de este bello idioma: no significa “salud”, sino “salvación” o se usa para saludar o despedirse (pero ¡ojo!: nunca para brindar, como en italiano o español).

En alemán, salud es Gesundheit, y sanidad es Gesundheitswesen (cercano al health care inglés).

¿Alguien quiere aportar algo a cómo se denominan estos significados en otros idiomas?

 [2] Los que tengan mi edad (o más), recordarán que esta discusión (entre sanidad y salud) estuvo presente en los inicios de nuestra democracia (curiosa coincidencia si se vuelve a plantear en esta epoca actual en que nada se da por supuesto y que algunos denominan “segunda transición”). Estuvo presente durante la discusión de la Ley General de Sanidad, también al tener que bautizar las nuevas consejerias y concejalias de sanidad o de salud (el PSOE optó por salud, PP cambio el nombre de salud por sanidad). Incluso en la constitución de la Asociación por la Defensa de la Sanidad Pública. La mayoria de los partidos, incluido el PSOE, estaban organizados en sectores, responsables y grupos de trabajo de Sanidad y creo que han seguido así. En el caso de IU, se introdujo al poco de fundarse una interesante innovación organizativa que diferenciaba el Sector Sanidad (profesonales sanitarios) del Área de Salud (área de elaboración de politicas de salud) que creo que ha persistido hasta la actualidad.

Anuncios

7 pensamientos en “Sanidad o Salud

  1. Excelente, como siempre, vuelves de nuevo a dar en la diana. Y añadiria que en salud mental se crea una confusión mayor. Los psiquiatras que en el tercer nivel hospitalario ven a pacientes agudos estàn trabajando en salud mental. Qué locura…! Y los profesionales de promoción de salud que trabajan en sanidad lo hacen para la salud del público. Gracias por tus aportaciones, Javier nos ayudan a hacer más coherente el trabajo en salud. Necesitamos ahondar en nuevas definiciones de salud y bienestar

  2. Totalmente de acuerdo contigo en las diferencias entre salud y sanidad. Sin embargo, no tengo tan claro que en el ejemplo que pones, haya que cambiar el nombre del circulo sanidad a circulo salud. Porque efectivamente, la salud es algo mucho más amplio, y los determinantes sociales juegan un papel fundamental, incluso posiblemente la gente que trabaje en el círculo de educación tenga más influencia en la salud que quienes trabajan en lo sanitario. Pero es que esa es la historia, que al final la salud está se relaciona con todas las políticas y eso es algo que es importante destacar, explicar, promover… Pero luego hay que avanzar en campos concretos, y uno de ellos es el sanitario, que por mucho que queramos hablar de promoción de la salud, en mi opinión se relaciona directamente, queramos o no, con la enfermedad, es nuestro campo de actuación y donde podemos aportar algo significativo. Respecto a la salud, algo podemos aportar, como también lxs maestrxs, lxs ingenierxs, lxs cuidadorxs. Pero como nos cuesta renunciar a eso como algo propio, seguimos planteando la salud como algo que deriva y amplia lo sanitario, y no es así. No hay centros de salud, hay centros de prevención y tratamiento de enfermedades. La salud se nos escapa de las manos, dejemos de apropiárnosla como algo propio de nuestro campo. Por eso me parece que está bien que se trabaje específicamente en los sanitario, como en lo educativo, como en el diseño urbaono, como… en todo lo que influye y determina la salud.

    Eso sí, totalmente de acuerdo en que no podemos dejar fuera de este ámbito a quienes tienen profesiones que no son reconocidas como clínicas. Ese es otro reto a enfrentar.

  3. Interesante esta vuelta de tuerca a la polisemia; pero creo que sanidad aún significa tanto health (promoción, protección, prevención), como healthcare (servicios personales de atención a la salud). Salud enfatiza el primer abordaje: estrategias o planes de salud; políticas de salud; salud en todas las políticas; sistema sanitario se usa para atención o asistencia sanitaria… aunque obviamente los contenidos se mezclan…
    Y donde yo trabajo, la Escuela Nacional de Sanidad, lleva con este nombre desde 1924… y no se ha dedicado a nada de servicios sanitarios hasta 1986 en que se fusionó con la extinta Escuela de Gerencia Hospitalaria…
    Un saludo
    Repu

    • Si, eso es real, los profesionales que trabajamos en contextos nligados a salud y bienestar incluyendo la vida cotidiana y la educación , cuando escribimos lo que hacemos, tanto cuando lo hacemos para que lo entienda nuestra madre ;)) , como cuando intentamos que lo publique una revista, tenemos problemas con la definición operativa de salud. En mi caso estoy intentando aclararme con las sugerencias dispares sobre salud que me hacen dos colegas diferentes para dos articulos diferentes, pero en la misma revista: Salud, bienestar, sanidad, completo bienestar, ausencia de enfermedad? 😁 en eso andamos… Gracias a los dos por vuestra enseñanza. un saludo @marianoh.

  4. Pingback: Sanidad o Salud | Boletín Informativo de la Sanidad Pública

  5. Hola, Javier, lo primero gracias por tu artículo, que como siempre, es un placer leer.

    Mi comentario es totalmente ajeno a cualquiera de los dos campos, salvo en el campo sanitario como paciente y en el campo de salud como defensora del término.

    Es cierto que utilizamos indistintamente los dos términos, seguramente porque no tenemos una cultura de la salud en toda la amplitud de su significado. Yo creo que los dos términos son correctos, simplemente que son ámbitos diferentes y funciones complementarias, las cuales debemos de aprender a distinguir.

    Algo que me preocupa en esta dirección de la salud, es el uso y abuso de las nuevas tecnologías sobre todo por los jóvenes, también muchos adultos, pero ellos están empezando a vivir, a adquirir pautas de comportamiento, de relación…. en fin, esta sociedad tan consumista, nos deja poco tiempo para dialogar, para reflexionar, pero bueno, para eso está Javier que nos centra maravillosamente con sus reflexiones y su verbo cariñoso y respetuoso.

    Gracias y un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s