Impacto de la crisis en los servicios sanitarios y de bienestar social en España. Conclusiones de los grupos

Por Laura Otero García y Javier Segura del Pozo
Antropóloga y Médico salubristas

Y estas son las conclusiones del 2º día, fruto de las discusiones de los grupos del curso (curso “Impacto de la crisis en la salud y las desigualdades sociales”, desarrollado entre el 24 y el 26 de septiembre en la XXV Escola de Salut Pública de Menorca) sobre la percepción y experiencia que los asistentes tienen sobre cómo ha impactado la crisis en los servicios sanitarios y de bienestar social, en sus lugares de residencia o trabajo.

CONCLUSIONES DEL GRUPO 1

Entre las ideas fundamentales aparece la percepción de que los recortes siempre afectan al personal dedicado a la asistencia, nunca al de gestión. Además se comenta su inefectividad ya que no ha cambiado la forma de organizar el trabajo.

Se ve también que a pesar de haber diferencias entre comunidades autónomas, los recortes están llegando a todas de una u otra manera.

 DSC_0223

Los recortes de los recortes (panel con los recortes de prensa aportados por lxs alumnxs sobre el impacto de la crisis en sus lugares de residencia y trabajo)

Se habla de la deficiencias de personal en todas las comunidades y de cómo ya no se cubren suplencias, no se hacen domicilios porque no hay tiempo, se recorta en puntos de atención continuada. Todo esto se traduce en profesionales quemados, especialmente en primaria que es más recortada que la atención hospitalaria. Se comenta la existencia de una agenda oculta más allá de lo económico para desmontar la Atención Primaria de este país.

Por su parte la población no percibe estos recortes en toda su magnitud, ya que los/as profesionales palian estos efectos. Hay una concepción histórica de la calidad de nuestro sistema sanitario y aún sigue siendo muy bien valorado por la población. Por lo tanto, en general hay una cierta sensación de resignación entre la ciudadanía.

Además se percibe un gran desconocimiento de los derechos por ciudadanía y profesionales. En el caso de la población general, se piensa que no hemos sabido estar cerca de la población para informarles de cómo funcionan las cosas. Por lo que hay una cierta sensación de inmovilidad por desinformación. De esta manera, las quejas suelen ser de poblaciones más favorecidas y de cosas que los/as profesionales no consideran prioritario.

Por último, resaltar lo positivo como la existencia de una nueva profesionalidad y de sensación de unión por movimiento como la Marea Blanca y el repunte de la participación como respuesta de la población ante el desmantelamiento del sistema.

Además se habló también de cómo los recortes hacia ONGs y asociaciones estaban también afectando, ya que ha habido una disminución importante de las subvenciones para programas que realizaban una labor de complemento al sistema sanitario

Por último se ha señalado también los recortes en material, más escaso y de peor calidad.

 crisis y servicios sanitarios

Uno de los modelos teóricos aportados por Laura Otero en su clase del 25 de septiembre 2014 sobre “Impacto de la crisis sobre los servicios de salud y sociales en España”

 

CONCLUSIONES DEL GRUPO 2

La discusión del grupo del 25 de septiembre se enmarca en el impacto de la crisis en los servicios sanitarios y sociales, en las experiencias de las y los alumnos del curso, tanto como profesionales como ciudadanos.

Uno de los compañeros que trabaja prestando atención como médico de atención primaria en el madrileño barrio de Lavapiés comenta cómo ha cambiado su consulta. Cómo sus pacientes acuden por dolencias diferentes, inespecíficas, cómo hay personas que solicitan medicación para estados de ansiedad, depresión, como los “yonquis” vuelven a pedir Tranquimazín, etc.  Otras y otros estudiantes comentan que en sus consultas de atención primaria sucede lo mismo.

Otra de las compañeras del curso que trabaja como enfermera en atención especializada en Menorca comenta como en época de bonanza se despilfarraba material en su planta del hospital. Explica cómo ahora existe un mayor control en este sentido, algo que ve como positivo. Si bien comenta que las condiciones laborales de las y los profesionales sanitarios de la isla han empeorado, dado que se han hecho ajustes de personal frente a los cuales ha habido un inmovilismo y una búsqueda del bienestar individual. Critica esta primera actitud de las y los profesionales y defiende una visión colectiva para oponerse a los recortes en personal.

 DSC09467

Foto de la sesión grupal del 3º dia al aire libre con los 30 alumnxs (sesión de cierre). Durante los dos días anteriores se trabajó con dos grupos de 15 personas de los que no disponemos de imágenes.

A partir de este momento, varios alumnos/as comentan sus experiencias laborales basadas en la precariedad, sobre todo las y los más jóvenes. Explican cómo han pasado de sustituir a un compañero/a a sustituir a varios compañeros. Cómo antes podían recibir quejas de las y los usuarios, pero que en los últimos tiempos los mismos pacientes son conscientes de la situación de sobrecarga que tienen los profesionales, y que frente a ésta se muestran “pacientes”. Esto lo comentan las y los nuevos médicos de familia, pero también un especialista en infecciosas. Dicen que la gente confía en que los vayas a atender, y lo vayas a hacer bien, y es por esto que esperan…por esto y porque los ven desbordados, identificándolo con “los recortes”. En este punto comentan el maltrato profesional por parte de las instituciones. En este punto se abre otro debate, en cuanto a si la población es realmente consciente de que en ocasiones pide cosas (medicamentos, atención, etc.) que no debiera por estar “mal acostumbrados”, siendo “consumidores de atención sanitaria”. Una compañera señala que se debería educar a la población. Frente a esto hay posicionamientos acerca de que este tipo de apreciaciones es culpabilizadora. Pareciera que el origen de los males del sistema está en el abuso de la población, y que los problemas vinieran solamente de ahí, frente a los ajustes que se están haciendo que en gran parte son la causa de que aparezcan fisuras visibles actualmente en el sistema sanitario. Ante esto también se reconoce que dicho sistema necesita cambios y se ve como una oportunidad para hacerlos, sin que se resienta la calidad asistencial.

Otros dos temas más se tratan. Un compañero que forma parte de la junta de una ONG local que trabaja sobre prevención y atención del VIH-sida habla de cómo esta organización está viendo la designación presupuestaria reducida sustancialmente por parte de las autoridades locales, al igual que muchas otras ONG´s, y cómo esto está afectando a determinados grupos de población más vulnerables.

Así también comentan cómo hay pacientes que les piden las recetas a finales de mes, ya que para ellos es cuando es posible pagarlas.

XXV Escola Salut Pública

Maó, 25 de septiembre de 2014

………………………………………….

Esta entrega forma parte de la serie publicada sobre el “Curso de Impacto de la Crisis en la Salud y las Desigualdades sociales”  de la Escola de Salut Pública de Menorca 2014, que consta de los siguientes artículos (para acceder a ellos, clickad en el título):

 

Anuncios

2 pensamientos en “Impacto de la crisis en los servicios sanitarios y de bienestar social en España. Conclusiones de los grupos

  1. Pingback: “Romance comunitario” en Menorca | La Sala 3

  2. Mil gracias a Javier y todos por compartir las conclusiones de vuestros grupos en los dos posts. Muy interesantes y con *muchísimos* aspectos para comentar…(presentismo, medicalización? y crecimiento de lo mental…) pero no me quiero alargar más de la cuenta, así que buscaré otro hueco … 🙂

    Solamente comentaros que a partir de la investigación de la evolución de las condiciones de trabajo y la salud, tal vez las tendencias se pudieran resumir en dos: “precarización” e “intensificación del trabajo”. De las cifras de la precarización creo que se sabe bastante, pero de la intensificación no tanto, así que os dejo una para que la podáis utilizar para intentar ayudar a ese tan importante *¿por qué no luchamos más?* a partir de la reflexión de lo que vosotros comentáis: lo que le está pasando al personal sanitario.

    Son cifras de las fuentes oficiales más representativas que tenemos: las Encuestas Nacionales de Condiciones de Trabajo que elabora el INSHT, dependiendo del Ministerio:

    Cuando se analiza la evolución de la intensificación del trabajo (medida por “Tiene mucho trabajo y se siente agobiado (siempre/casi siempre; a menudo)” entre 2006 y 2012, el personal sanitario encabeza el ranking de intensidad de todas las ocupaciones en España en 2012. Pero quizás lo más grave es entre 2006-2012 ha pasado de afectar a un ~22% a un ~34%!.

    El impacto en la salud de esa intensidad o desbordamiento es lógicamente importante: en 2012, el personal sanitario expuesto a una alta intensidad señalaba 4 o más problemas de salud (de una lista de 16) en un ~42% (mientras que para el personal sanitario con baja intensidad estaba en un ~18%).

    ¡Que ayude y gracias otra vez!,

    Oscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s