Los números de 2015

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 38.000 veces en 2015. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 14 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios
Aprendiendo de nuestros alumnos (Curso de Menorca 2015, 4ª parte)

Aprendiendo de nuestros alumnos (Curso de Menorca 2015, 4ª parte)

Por Marta Sastre Paz y Javier Segura del Pozo
Médicos salubristas

En el esquema docente clásico, el profesor o profesora es el que sabe y enseña (habla) y los alumnos/as los que no saben y por lo tanto escuchan (callan) y aprenden del profesor/a. Pero ya somos mayores y sabemos que esta premisa es falsa: ni los profesores tienen todo el saber, ni los alumnos son páginas en blanco. Especialmente, el tipo de alumnos que se inscriben en estos cursos de la Escola de Salut Pública de Menorca: muchos de ellos cuentan con un valioso bagaje profesional y están deseando hablar, contar y opinar. Por ello, en nuestros cursos (Curso de “Impacto de la crisis en la salud y las desigualdades sociales”, 2014 y 2015), además de hacer encuadres grupales muy participativos para socializar este saber, reservamos unas horas el último día, para que los alumnos que quieran, expongan experiencias y trabajos relacionados con el tema objeto del curso. De esta forma, se difuminan algo los roles (docente/discente) y construimos el curso entre todos. El resultado suele ser fantástico y todas salimos ganando y aprendiendo unos de otros. Os dejamos el resumen de estas “lecciones de los alumnos”, con sus fotos y los links a algunos de los valiosos trabajo y experiencias expuestas.

Sigue leyendo

Cómo no contribuir desde la medicina a la aceptación de las desigualdades (Conclusiones del Curso de Menorca 2015, 3ª parte)

Cómo no contribuir desde la medicina a la aceptación de las desigualdades (Conclusiones del Curso de Menorca 2015, 3ª parte)

Por María Gonzalez Barral
Médico residente de Medicina Interna del Hospital La Paz

(Este es el hermoso resumen de María de la puesta en común del grupo “bajo los pinos”, que trabajó  sobre el “Impacto de la crisis en los servicios sanitarios y en salud”, en el marco del Curso “Impacto de la crisis en la salud y las desigualdades en salud” de la Escola de Salut Pública de Menorca 2015)

        A la hora de analizar como las desigualdades sociales están incidiendo en la salud de las personas es frecuente poner la mirada en primer lugar sobre los servicios, y más en concreto sobre los servicios sanitarios, que han visto recortadas sus prestaciones como consecuencia de un hipotético déficit de recursos provocado por la crisis económica. Sin embargo, entendiendo la salud como estado que transciende lo sanitario, creemos que las consecuencias de esta crisis sobre la salud de las personas han de ser evaluadas también desde otros puntos de vista: el acceso a los alimentos, la vivienda, la cultura y la educación, el cambio en las estructuras familiares y sociales y un largo etcétera de circunstancias, que se relacionan de manera directa con la percepción que las personas tienen sobre su propia salud y la de sus allegados.

Sigue leyendo

Desigualdades en la esperanza de vida de MUJERES por barrios de Madrid

Desigualdades en la esperanza de vida de MUJERES por barrios de Madrid

Por Carmen León Dominguez, Maria José Gonzalez Ahedo, Manuel Garcia Howlett y Javier Segura del Pozo. (Madrid Salud. Ayuntamiento de Madrid)

Hoy complementamos el estudio editado hace unas semanas (ver “Desigualdades en la Esperanza de vida por barrios de Madrid”) con un nuevo articulo en que detallamos las desigualdades en mujeres. Comprobaremos que hay una diferencia de casi 6 años de esperanza media de vida entre las madrileñas dependiendo del lugar de residencia. En 2004-2006, las vecinas del barrio de Casa de Campo son las que más vivian de media (87,6 años) y las de Aravaca las menos longevas (81,7 años). Veremos que, aunque siguen siendo las residentes de los distritos de Centro y de los del sur (Villa de Vallecas, Vicálvaro y Villaverde) las que tienen peores expectativas de vida, hay un patrón más complejo cuando exploramos las diferencias por barrios en las mujeres. Aparece un patrón espacial “concéntrico” en forma de “C” invertida (C abierta por la izquierda), en el que los barrios con menor longevidad están situados en la periferia (por fuera de la M-30 o M-40) sur-este-norte. Puede ser debido, en parte, a que el peso de ciertas causas de mortalidad con gradiente social inverso (mas mortalidad en mujeres de clase social alta o medio-alta), como el cáncer de mama y de pulmón, rebaja la longevidad media en algunos barrios con alto nivel socioeconómico. Confiamos de nuevo que esta información no sea usada para estigmatizar ciertos barrios, sino que sea útil a los procesos participativos de análisis e intervención comunitaria que se han iniciado en los barrios de Madrid, con el fin, entre otros, de reducir la brecha de las desigualdades sociales en salud en esta ciudad.

Sigue leyendo