El sistema sanitario en Colombia: un buen ejemplo para evitar

El sistema sanitario en Colombia: un buen ejemplo para evitar

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Hoy empezamos una serie sobre el sistema sanitario en Colombia que culminará con el relato sobre uno de los proyectos de salud comunitaria más valioso de América Latina (y del mundo), que conocí el pasado mes de noviembre de 2015, al ser invitado para evaluarlo: “Territorios Saludables” de la Alcaldía de Bogotá. Tremendo esfuerzo colectivo, invisibilizado y en riesgo de ser ahora desmontado por el nuevo gobierno municipal del alcalde Enrique Peñalosa (ojalá sea capaz de valorarlo resistiendo tentaciones sectarias).

Pero para que entendáis su valor, necesito que antes conozcáis cómo se ha organizado el sistema sanitario colombiano en los últimos 25 años: con una curiosa mezcla ente el reconocimiento constitucional al derecho a la salud y la hipersegemantación de la atención sanitaria entre decenas de aseguradoras privadas (EPS), que a su vez contratan a centenares de  centros sanitarios privados (IPS), que dificultan dicho acceso a la salud para muchos colombianos y colombianas.

Es decir: el mismo proceso de segmentación (financiación-provisión, copagos) y privatización que se intentó en España y que las mareas blancas y la ciudadanía ha frenado a día de hoy. Pero que en cualquier momento, puede reactivarse. Desde este punto de vista, Colombia es un buen ejemplo de porqué debemos seguir resistiéndonos y defender nuestro sistema de sanidad publica y universal, frente a modelos que en Colombia se han demostrado como insostenibles, ineficaces, ineficientes y que lesionan gravemente la equidad en salud.

Sigue leyendo