Territorio saludable (III): Todos los nombres

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Como os podéis imaginar, en este ingente trabajo se habían generado montañas de datos, que eran inicialmente recogidos en formato papel. Los profesionales cargaban en sus mochilas y en sus carpetas un buen montón de formularios (ya rellenos o en blanco, preparados para absorber nueva información). Por eso, en la UPA había una habitación con dos secretarias que les dotaban de material de papelería, y otra dedicada a archivo,  gestionado por dos auxiliares (de archivo) que cuidaban estanterías llenas de archivadores de cartón, que al abrirse dejaban ver el fajo de historia familiares, en cuyos bordes había decenas de pegatinas de colores, indicativas de diferente tipo de caracterización y riesgos (ver foto).

archivosTS

Sala de archivos en la UPA Limonar, atendida por dos auxiliares. A la dcha, detalle de cada caja, etiquetada por microterritorio y barrio, que contiene las historias familiares, señaladas con etiquetas de colores en sus bordes, indicativas de diferentes riesgos (bio-psico-sociales).Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

No menor desafío era la necesidad de pasar esta información en papel a los computadores. Para eso, tenían trabajando en otro cuarto (ver foto) a un equipo de 4 “digitadoras” (la plantilla total del territorio eran 8 digitadoras). Una de ellas, grababa la información básica familiar en un computador conectado a una base de datos on line de la Secretaria de Salud (que recibía la información en el momento). Las otras tres, grababan la información de los diferentes protocolos de los programas en un registro en Access, que periódicamente era remitido por email a la Secretaria de Salud. Miles, millones de microdatos de estos barrios eran recogidos, registrados y enviados al centro de Bogotá.

Sala computers

Sala de computadoras en la UPA Limonar, desde donde “las digitadoras” registran y envian a la Secretaria de Salud de Bogotá, los datos recogidos por los equipos de TS “Tesoro”. Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

El “no va más” que acabó de impresionarme, eran los mapas super-detallados que tenían los equipos territoriales en las paredes del centro (ver fotos). Con un sistema de pequeñas pegatinas caseras, diferenciadas según tipo de riesgo o actividad (por ejemplo: una pegatina con el icono del fonendo para indicar en qué vivienda había un enfermo crónico), los profesionales, al volver de su jornada, identificaban el nuevo lugar descubierto, que requeriría una visita posterior del técnico especialista de su equipo. De esta manera, la identificación era una labor colectiva del equipo. Y a más sitios identificados, mayor trabajo de caracterización y seguimiento se generaba.

mapasTS

Mapas de los microterritorios con las pegatinas indicativas de los entornos y actividades identificados por los equipos y pendientes de “caracterizar”. UPA Limonar, sede del equipo de TS “Tesoro” (hospital Vista Hermosa I, Ciudad Bolivar). Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

Como habréis advertido por mi lenguaje, esta observación me cargó de un sentimiento ambivalente. Por una parte, era admirable el nivel de información recogida para la intervención posterior de prevención y promoción de la salud. Pero, al mismo tiempo, provocaba una cierta aprehensión el riesgo del uso de esta información para otros fines. También surgía la duda si se había valorado suficientemente el nivel de información necesario. O si estas compañeras habían caído en el mismo error en que incurrimos las primeras promociones de medicina familiar y comunitaria en España, a principios de la década de los 80, de recoger un ingente masa de datos que luego no podíamos priorizar, ni usar para la intervención. Teníamos entonces la fantasía, que a través de la historia familiar, íbamos a caracterizar todos los riesgos familiares, ambientales, laborales, sociales, políticos, etc., de las personas que veíamos en las consultas y de su entorno.

La realidad es que los ERI y ERC dedican muchos de su tiempo diario a la recogida de la información. Seria importante saber, qué tiempo dedican al análisis de esta información. O si la información se analiza en otros nivel (¿la secretaria de salud?), y si se aprovecha toda la información. O si una importante parte de ella, se recoge “por si acaso” se necesita en el futuro.

20151117_093639

Miembro de un ERI, ataviada con la típica chaqueta blanca de TS, preparando la mochila antes de salir al terreno. UPA Limonar, sede del equipo de TS “Tesoro” (hospital Vista Hermosa I, Ciudad Bolivar). Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

El caso es que al ver los archivos, el cuarto de digitación, los profesionales recorriendo las calles con el montón de formularios en las manos, a modo de encuestadores, me vino a la mente la novela de “Todos los nombres” de Saramago y el articulo de Naomar Almeida do Filho[1], que se basa en esta novela, para advertir contra el afán epidemiológico de censar obsesivamente a la población, y traducir la compleja riqueza de sus vidas cotidianas en un conjunto de indicadores. Pero probablemente, estos sean disgresiones filosóficas que tengan una fácil respuesta por parte de los lideres de este valioso programa de TS.

Entre ellos está una de los artífices de este proyecto, que por suerte me acompañó durante esta visita: Ivonne Maritza Caro Roa. Ivonne, una joven médica, es probablemente la mejor sonrisa de la Secretaria de Salud de la Alcaldía de Bogotá, a la vez que una de sus mejores mentes y voluntades de servicio a la salud colectiva, como pude comprobar. Me dio la sensación que Ivonne es de esos grandes activos de los grandes proyectos que trabajan a la sombra, lejos de los focos y tribunas, pero que son el motor imprescindible de estos difíciles procesos de cambio social e institucional. Durante esta jornada y las siguientes, Ivonne me fue mostrando orgullosa tres criaturas suyas: el proyecto Territorios Saludables y las fotos de sus dos adorables retoños.

Las4

Equipo de profesionales de Territorio Saludable en acción recorriendo el barrio (de izda a dcha: Angélica Bejarano Barrero, técnica en salud ocupacional, Ivonne Caro Roa, responsable de TS en la Secretaria de Salud, Karen Sofia Caviedes Páez, coordinadora territorial, e Ingrid María Camargo Altamar, enfermera). Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

———

[1] Almeida-Filho N. Saramago’s all the names and the epidemiological dream. Journal Epidemiology Community of Health. 2004; 58: 743-6. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1732891/pdf/v058p00743.pdf

——

Este post forma parte de la serie “Territorios Saludables”, que consta de las siguientes 10 entregas (os dejo los links a todas):

El sistema sanitario en Colombia: un buen ejemplo para evitar

Territorio Saludable (I): la joya amenazada de la salud comunitaria de Bogotá

Territorio Saludable (II): Un salubrista madrileño en Ciudad Bolivar (Bogotá)

Territorio Saludable (III): Todos los nombres

Territorio Saludable (IV): La dentadura como sello de origen social

Territorio Saludable (V): La tapicería clandestina de Gregorio y Lucia

Territorio Saludable (VI): Un privilegiado mirón de las heridas abiertas de la desigualdad

Territorio Saludable (VII): Las tres familias a la sombra del señor Marcelo

Territorio Saludable (VIII): El reclutamiento de profesionales

Territorio Saludable (IX): El futuro de TS

También podéis descargaros gratuitamente el relato completo editado en pdf en forma de libro, desde este enlace:  “Territorios saludables: la joya de la Salud Comunitaria de Bogotá”,

territorios-saludables_portada

Portada del libro  “Territorios saludables: la joya de la Salud Comunitaria de Bogotá”,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s