Territorio Saludable (VI): Un privilegiado mirón de las heridas abiertas de la desigualdad

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

He tenido una experiencia de intervención en el ámbito escolar (la escuela infantil), otra en el laboral (la unidad de trabajo informal) y ahora me ofrecen asistir a una del ámbito familiar, dónde también tendré la oportunidad de conocer la labor de los técnicos ambientales de los equipos. Volvemos a subirnos al vehículo y nos encaminamos a una parte más periférica de Ciudad Bolívar, una de las más vulnerables. Ascendemos por estrechas calles. Nos tenemos que parar en un momento para orientarnos. En otro, pido si nos podemos bajar para hacer una foto de una vista impresionante de Cuidad Bolívar. Hay una parada de autobuses, donde nos mira curiosa una niña de unos 10 años con mochila escolar (llamémosla Daisy).

Me parece percibir una mirada de admiración al porte bello y orgulloso de Karen, enfundada en su blanca chaquetilla de uniforme. Karen se da cuenta y se acerca a hablar con ella, y yo aprovecho ese contacto para preguntarle por su nombre, lo que estudia y lo que quiere ser de mayor (“quiero ser maestra o enfermera”, “quiero ayudar a las personas”…). Me gustaría volver dentro de 15 años para comprobar si Daisy lo ha conseguido, o si, por el contrario, no ha podido superar la mayor injusticia del mundo: que el futuro de un niño o niña (incluyendo sus oportunidades de vida y su salud) esté sentenciado por el lugar donde ha nacido. Le pido permiso para hacerle una foto. Os la dejo aquí, así me ahorro intentar encontrar las palabras adecuadas para describir su sonrisa y su mirada, que desafían el futuro de Bogotá y Colombia.

Daisy

A la izda.: Vista de Ciudad Bolívar (Bogotá) desde uno de sus cerros. Al fondo se divisan los rascacielos del centro de Bogotá. A la derecha: “Daisy” (¿Conseguirá Daisy en el futuro ser enfermera o maestra, como ella quiere?). Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

(…) superar la mayor injusticia del mundo: que el futuro de un niño o niña (incluyendo sus oportunidades de vida y su salud) esté sentenciado por el lugar donde ha nacido.

Proseguimos el viaje, pero el conductor no encuentra la carretera que nos debe llevar a la casa que queremos visitar . Tampoco hay cobertura en el celular para ponerse en contacto con el otro vehículo o con el equipo sanitario que nos está esperando. Decidimos bajarnos en un punto y descender a pie por caminos muy empinados. En ese momento, siento que no he traído el calzado adecuado para esta “inspección”. Me siento por primera vez “fuera de lugar”, con mis finos zapatos negros de paseo y mi elegante chaqueta gris. Miro con envidia el calzado deportivo y el uniforme de trabajo de las dos mujeres que me acompañan. Pienso que debería haberme “disfrazado”, haber diluido mi “cantosa” presencia de “señorito” en un atuendo más adaptado al entorno.

IMG-20151117-WA0015

Javier Segura subiendo y bajando los cerros de Ciudad Bolivar. Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

Pasamos al lado de vallados y chabolas inaccesibles por otros medios que no sea a pie, desde donde nos vigilan decenas de perros y las miradas de niños curiosos, que aumentan aun más mi sentimiento de ser un intruso. Solo es mitigado con la confianza que mi testimonio les sirva a esta comunidad que me permite ejercer de “mirón”. Un privilegiado que fisgonea en la miseria ajena. Mientras desciendo por la cuesta, no ceso de hacer fotografías compulsivamente, para conservar y compartir estas imágenes. Tal vez para denunciar lo que implican. Al fondo se ven los rascacielos del centro de Bogotá. La vista sobre esta ciudad segmentada y con tremendas desigualdades, como heridas abiertas y sangrantes, produce una impresión ambivalente por su mezcla de belleza, alegría, miseria y tristeza.

20151117_124039

El equipo de Territorio saludable desplazándose por sitios donde solo puede llegarse a pie. Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

Al final llegamos a una explanada donde nos están esperando una pareja de profesionales del ERI. Son Taylor Jair Murillo Ramírez, enorme y simpático médico afro-colombiano, y su compañera Beatriz Pedraza Cobos,  inquieta y perspicaz auxiliar de enfermería. Hoy les acompaña Cesar Augusto Cardozo, técnico ambiental del ERC. Proseguimos la ruta y ahora toca ascender. Esta vez noto claramente el efecto del soroche sobre mi resuello (Bogotá está a 2.700 mts de altura sobre el nivel del mar, 2.000 más que Madrid). Estoy en el tercer día de mi estancia en Bogotá, que al parecer es cuando más se empieza a notar el efecto.

20151117_125604

El Dr. Taylor Jair Murillo Ramírez del equipo del territorio 2, ascendiendo el cerro sin perder la sonrisa. Al fondo a la izda, con la gorrita rosa y la mascarilla (estaba refriada), le sigue la auxiliar de enfermería, Beatriz Pedraza Cobos. Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

Mientras subimos, aprovecho para preguntar a Cesar, el técnico de salud ambiental, por su labor. Abarca desde el control de antropozoonosis, principalmente la asociada a la tenencia de animales domésticos (sobre todo perros, a los que tiene que controlar, entre otras cosas, su vacunación antirrábica), hasta el control de los riesgos asociados al abastecimiento de agua, al saneamiento de las aguas residuales y a la recogida y eliminación de residuos solidos. Estamos en la parte mas periférica de Ciudad Bolívar, en un entorno casi rural (solo hay campo más allá de donde están las ultimas casas), donde no llega la red municipal de abastecimiento.

La propia comunidad ha tenido que organizarse para disponer de ella. Hay un deposito que se abre para distribuir agua a unas horas de día (no conseguí averiguar el origen del agua). El agua no está clorada y es conducida por pequeñas conducciones de PVC hasta las viviendas. Me enseña una zanja por donde discurren “a cielo abierto” los efluentes de los retretes domésticos, a escasos centímetros de la tubería del agua de consumo. Un riesgo evidente y clamoroso, que me pregunto si está visibilizado en las estadísticas oficiales de Colombia. Cesar ha identificado y caracterizado estos riesgos y comunicado a las autoridades pertinentes. También el censo de perros y la necesidad de vacunación. Un vecino le para y le pregunta cuando será la próxima oportunidad de vacunarlos. Cuando está previsto que vengan los veterinarios.

ambiental

Cesar Augusto Cardozo, técnico ambiental del ERC, con la chaquetilña blanca de TS y sus expedientes, formularios y folletos en la mano. Dcha: zanja abierta por donde discurren los vertidos de los retretes, abajo se ve la tubería de PVC que conduce el agua de consumo desde el deposito a las viviendas. Fuente: Javier Segura del Pozo, 18 de noviembre de 2015

——

Este post forma parte de la serie “Territorios Saludables”, que consta de las siguientes 10 entregas (os dejo los links a todas):

El sistema sanitario en Colombia: un buen ejemplo para evitar

Territorio Saludable (I): la joya amenazada de la salud comunitaria de Bogotá

Territorio Saludable (II): Un salubrista madrileño en Ciudad Bolivar (Bogotá)

Territorio Saludable (III): Todos los nombres

Territorio Saludable (IV): La dentadura como sello de origen social

Territorio Saludable (V): La tapicería clandestina de Gregorio y Lucia

Territorio Saludable (VI): Un privilegiado mirón de las heridas abiertas de la desigualdad

Territorio Saludable (VII): Las tres familias a la sombra del señor Marcelo

Territorio Saludable (VIII): El reclutamiento de profesionales

Territorio Saludable (IX): El futuro de TS

También podéis descargaros gratuitamente el relato completo editado en pdf en forma de libro, desde este enlace:  “Territorios saludables: la joya de la Salud Comunitaria de Bogotá”,

territorios-saludables_portada

Portada del libro  “Territorios saludables: la joya de la Salud Comunitaria de Bogotá”,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s