Qué información necesitamos para la intervención comunitaria en las ciudades: La Estrategia Barrios Saludables

Qué información necesitamos para la intervención comunitaria en las ciudades: La Estrategia Barrios Saludables

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Cuando trabajamos en Salud Comunitaria, enfocados al empoderamiento de la ciudadanía respecto a su salud, nos hace falta otro tipo de información y manejar otro tipo de códigos y lenguajes que permiten el cruce de saberes, entre el saber profesional y el saber de la ciudadanía. Más allá de las enfermedades y los clásicos riesgos de salud, son los malestares de la vida cotidiana los nuevos problemas de salud, que permiten desvelar los determinantes sociales de la salud y abordarlos. Este sería el resumen de mi intervención de anteayer (25 de mayo 2017) en la V Jornada de Vigilancia de la Salud Pública de la SEE (Sociedad Española de Epidemiología), celebrada en Barcelona bajo el título: “Integración de nuevos conocimientos y experiencias en la Vigilancia de la Salud Pública”. Fui invitado a participar en la segunda mesa: “Salud Urbana: de la investigación a la acción”, junto con Carme Borrell, directora de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, y Patxi Cirarda, del área de Promoción de la salud del Gobierno Vasco. La mesa fue moderada por Ana Gandarillas, de la Consejeria de Sanidad de la Comunidad de Madrid. El archivo de mi presentación, titulada “Qué información necesitamos para la intervención comunitaria en las ciudades: La estrategia Barrios Saludables”, os lo podéis descargar aquí: Q informacion xa SC_SEE mayo 2017 y a continuación comparto el texto completo de la misma:

Sigue leyendo

Anuncios
La humanización del espacio urbano (el Urbanismo de la Salud Comunitaria)

La humanización del espacio urbano (el Urbanismo de la Salud Comunitaria)

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

El espacio que hay entre los edificios tiene una importancia fundamental para la vida social y, por lo tanto para la salud comunitaria. Depende cómo se diseñen nuestras calles y plazas, tendremos más o menos posibilidades de interactuar con vecinos, pero también de: conversar con desconocidos, de que nuestros niños y niñas jueguen libremente en las calles, de que nuestros mayores no estén encerrados en sus casas, de caminar y hacer actividad física (solos o acompañados), de disfrutar del entorno, de la cultura y el arte callejero,… o de descubrir que el extranjero no es tan diferente a nosotros. Os recomiendo la lectura del libro del arquitecto danés Jan Gehl “La humanización del espacio público. La vida social entre los edificios”. Sin nombrarlo como tal, nos habla del urbanismo de la salud comunitaria.

Sigue leyendo