¿A quién vamos a dejar morir?

¿A quién vamos a dejar morir?

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

A continuación reproduzco la reseña del libro de Javier Padilla: “¿A quién vamos a dejar morir? Sanidad Pública, crisis y la importancia de lo político”, que me encargó la Revista Española de Salud Pública y que acaba de ser publicada.

Sigue leyendo

El Gran Sapo

El Gran Sapo

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Hoy voy a reeditar un fragmento de un texto escrito y publicado en este blog hace ya más de 6 años (mayo 2013), que llevaba por título la pregunta: “¿Se puede ser rebelde y funcionario a la vez, y no estar loco?”, donde reflexionaba sobre algunas de las encrucijadas que, según mi experiencia profesional e institucional, debes afrontar cuando siendo funcionario y jefe (es decir, ocupas un cargo de responsabilidad y estás liderando un proyecto), tienes que saber discriminar entre los pequeños sapos y el Gran Sapo, al recibir ciertas demandas político-institucionales. Estas reflexiones han vuelto a formar parte de mi actualidad en los últimos 2-3 meses.

Sigue leyendo

Individual, Grupal y Comunitario (VII): a) Perspectiva

Individual, Grupal y Comunitario (VII): a) Perspectiva

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

En el proceso de la revisión del esquema individual-grupal-comunitarioy una vez planteadas sus limitaciones y confusiones, proponemos un nuevo esquema basado en tres dimensiones: perspectiva, encuadre y ámbito, que configurará una Cartografía Comunitaria para situar las acciones de salud comunitaria. Hoy nos centraremos en la perspectiva, que se refiere al tipo de MIRADA utilizada a la hora de trabajar en un encuadre y un ámbito determinado. Distinguimos dos tipos de perspectivas. La perspectiva comunitaria contextualiza los problemas, conductas u oportunidades de salud, aunque se presenten como individuales o grupales, en la realidad de la comunidad donde viven o trabajan las personas y en sus determinantes psico-sociales y ambientales. La perspectiva no comunitaria es una visión asocial y abiográfica que apenas considera el contexto y el lugar de la persona o el grupo que atiende.

Sigue leyendo

Geografías, tribus y paradigmas de la salud pública

Geografías, tribus y paradigmas de la salud pública

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

¿Hay “cientificidad” en la salud pública más allá del método epidemiológico y la Medicina Basada en la Evidencia? ¿Hasta qué punto la herencia de la medicina clínica sigue condicionando nuestro pensar y actuar? ¿La apertura epistemológica de la salud pública se reduce a la combinación de métodos cuantitativos y cualitativos? ¿En qué se diferencia la salud pública anglosajona de la medicina social latinoamericana? ¿Es sensato hablar de una epistemología del sur o una epistemología feminista? ¿Qué diferencias de cultura profesional operan en las “tribus” de la salud pública? ¿Estamos instalados en el paradigma de los determinantes sociales de la salud? ¿La epidemiología social sigue operando con el método epidemiológico-estadístico? ¿Nos sirve cuando operamos en la Salud Comunitaria? ¿Qué diferencia hay entre el concepto de población y el de comunidad? ¿Cómo integramos las nociones de barrio, vida cotidiana y cuidado comunitario en los paradigmas dominantes de la salud pública? Estas cuestiones y otras fueron planteadas en mi intervención en el II Congreso de Filosofía de la Salud Pública, celebrado hace un par de semanas en Barcelona, cuyo texto y presentación comparto a continuación con vosotras y vosotros.

Sigue leyendo

Epistemología, Epidemiologia y Salud Pública

Epistemología, Epidemiologia y Salud Pública

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

En el mundo de la salud pública y la epidemiologia, reflexionar sobre la causalidad puede ser considerado como “una comedura de coco”. La palabra “filosofar” a veces se usa como sinónimo de perdida de tiempo, que se opone al hacer, al actuar. La medicina, la salud pública y la epidemiologia son muy “practiconas”, y están más enfocadas al cómo (método y técnica), frente al porqué (teoría), y al para qué o para quién (finalidad de la praxis). La formación positivista de los sanitarios y la metodología epidemiológica-estadística, favorecen un abordaje reduccionista de la complejidad social, dificultan la escucha de la población y el abordaje de las desigualdades sociales de la salud.  Estas frases forman parte de la ponencia que presenté el pasado jueves, 5 de mayo de 2016, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Barcelona, en el contexto de la mesa de causalidad en la epidemiología, del I Congreso de Filosofía de la Salud Pública. Os la transcribo completa a continuación, junto con las diapositivas que utilicé.

Sigue leyendo