Vacunación: la otra vulnerabilidad desatendida

Vacunación: la otra vulnerabilidad desatendida

Por Javier Segura del Pozo, médico salubrista 

[Se reproduce a continuación una versión ampliada del artículo editado el día 17 de marzo de 2021 en Cuartopoder con el mismo título, que se puede leer AQUí.]

La  pandemia sigue desvelando las debilidades de nuestra sociedad y de nuestro sistema sanitario. En artículos anteriores, ya mencioné cómo el cuidado de los aspectos sociales, comunitarios y equitativos asociados a la pandemia son considerados como “florituras” o “lujos” y son barridos con el argumento de la prioridad de lo “urgente”. Los avances que en las últimas décadas hicimos en salud pública valorando los determinantes sociales de la salud y la participación social y comunitaria, no solo como imperativos éticos, sino como exigencias para la eficacia técnica (en este caso, para el control de la transmisión vírica), han quedado eclipsados en un proceso de “regresión institucional” hacia enfoques más individualistas, biologicistas, asociales, intramurales, opacos y autoritarios. Lo “urgente” ha eclipsado lo “importante”, etiquetado de “utópico” o, en todo caso, postergado para mejores tiempos. En otro articulo, intentaba resumirlo con la expresión de que “la épica militarista y patriótica ha desplazado la ética de los cuidados”. 

Sigue leyendo
“Las Mato” y “los Rodríguez” que nos habitan  (Debate sobre el Ébola en Foro Viento Sur)

“Las Mato” y “los Rodríguez” que nos habitan (Debate sobre el Ébola en Foro Viento Sur)

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Anteayer participé en un debate sobre el Ébola, organizado por el Foro de la revista “Viento Sur”, en la Librería Traficantes de Sueños de Madrid. Además de señalar la influencia en la gestión de esta alerta, del largo proceso de debilitamiento de nuestra Sanidad y Salud Pública, incrementada con la actual crisis, pongo el acento en la corrupción de los espacios de trabajo en equipo. Además, propongo que si queremos mejorar nuestra sanidad, después de que dimitan, debemos preguntarnos si tenemos “una Mato” o “un Rodríguez” en nuestra práctica y por qué medran. También señalamos el creciente miedo al Ëbola y la estigmatización irracional de los contactos de los contactos, que nos recuerdan a las reacciones al inicio del VIH. Transcribo  a continuación mi intervención inicial y las conclusiones que me interesaron más del debate posterior

Sigue leyendo