Individual, Grupal y Comunitario (XI): Epilogo

Individual, Grupal y Comunitario (XI): Epilogo

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Cerramos hoy el texto que llevamos editando en varias entregas desde el 11 de agosto, con un epilogo a modo de última recapitulación: El clásico esquema de individual-grupal-y-comunitario con el que opera la salud comunitaria, tiene algunas limitaciones para definir y caracterizar lo que entendemos por “acción comunitaria”, que pueden generar confusiones y malentendidos. Hemos pretendido a lo largo de este texto, describir estas potenciales confusiones y proponer un nuevo esquema (perspectiva-encuadre-ámbito), que, como todos, también tendrá sus lagunas y fallos para aprehender un concepto tan escurridizo como “lo comunitario”, pero que creemos que recoge mejor la complejidad de escenarios y encuadres, desde los que se puede trabajar con perspectiva comunitaria.

Sigue leyendo

Individual, Grupal y Comunitario (X): La Cartografía Comunitaria

Individual, Grupal y Comunitario (X): La Cartografía Comunitaria

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Una vez definidas las tres dimensiones (perspectiva, encuadre y ámbito) que se proponen para discriminar las actividades comunitarias de los dispositivos de salud, como alternativa al clásico esquema individual, grupal y comunitario, hoy mostraremos cómo usar estas dimensiones y sus categorías. Construimos una Cartografía Comunitaria, a partir de ejemplos concretos de actividades realizadas por nuestros Centros Municipales de Salud Comunitaria (CMSc), discriminando sus características y cualidades en relación a  lo comunitario y lo no comunitario.

Sigue leyendo

Individual, Grupal y Comunitario (IX): y c) Ámbito

Individual, Grupal y Comunitario (IX): y c) Ámbito

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Como alternativa a las limitaciones que tiene el esquema individual, grupal y comunitario, ampliamente usado para definir lo Comunitario, hemos propuesto otro basado en tres ejes: Perspectiva, Encuadre y Ámbito. En anteriores entregas, hemos repasado la perspectiva  (la mirada) y el encuadre (las reglas). Vayamos con la tercera y última dimensión: el ámbito o escenario, es decir, el lugar donde se realiza la actividad, que dividimos en ámbito intramural (dentro del centro de salud) y extramural (fuera). A su vez, este último lo categorizamos en ámbito institucional (educativo, laboral, otros), asociativo, del espacio público y privado (vivienda).

Sigue leyendo

Individual, Grupal y Comunitario (VIII): b) Encuadre

Individual, Grupal y Comunitario (VIII): b) Encuadre

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Dentro de nuestra propuesta de un nuevo esquema para categorizar el trabajo comunitario, basado en tres dimensiones: perspectiva, encuadre y ámbito, empezamos con la Perspectiva en la última entrega. Hoy analizaremos el Encuadre, es decir, las REGLAS espacio-temporales, los roles y las funciones que definen una relación del profesional con la población que atiende. Los encuadres formales más claros (más reglados) son el encuadre individual (el de la consulta o la asesoría individuales) y el encuadre grupal (grupos o talleres). Pero existen otros encuadres como el encuadre asambleario (propio de los foros vecinales, las jornadas, los encuentros, etc.) o el encuadre informal (correspondiente al del trabajo callejero en la vida cotidiana del barrio). Resaltaremos el valor de trabajar en la informalidad para ganar la confianza del vecindario y la mayor facilidad que tiene el Arte de trabajar en este encuadre.

Sigue leyendo

Individual, Grupal y Comunitario (VII): a) Perspectiva

Individual, Grupal y Comunitario (VII): a) Perspectiva

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

En el proceso de la revisión del esquema individual-grupal-comunitarioy una vez planteadas sus limitaciones y confusiones, proponemos un nuevo esquema basado en tres dimensiones: perspectiva, encuadre y ámbito, que configurará una Cartografía Comunitaria para situar las acciones de salud comunitaria. Hoy nos centraremos en la perspectiva, que se refiere al tipo de MIRADA utilizada a la hora de trabajar en un encuadre y un ámbito determinado. Distinguimos dos tipos de perspectivas. La perspectiva comunitaria contextualiza los problemas, conductas u oportunidades de salud, aunque se presenten como individuales o grupales, en la realidad de la comunidad donde viven o trabajan las personas y en sus determinantes psico-sociales y ambientales. La perspectiva no comunitaria es una visión asocial y abiográfica que apenas considera el contexto y el lugar de la persona o el grupo que atiende.

Sigue leyendo