Coronavirus: focalizar conductas individuales o responsabilidades colectivas

Coronavirus: focalizar conductas individuales o responsabilidades colectivas

[Reproducimos a continuación la entrevista que me hizo la periodista Sara Plaza Casares el día 26 de octubre para El Salto diario y que fue publicada al día siguiente con el titulo: “Coronavirus: Javier Segura, epidemiólogo: “No tenemos evidencia de que el toque de queda sea la medida adecuada para disminuir los contagios”]

Por Sara Plaza Casares

Javier Segura es médico epidemiólogo y trabaja en Madrid Salud. Tiene claro que las medidas contra el covid-19 no pueden centrarse en culpabilizar las conductas individuales sino en analizar las responsabilidades colectivas. También las de las políticas públicas. Charlamos con él horas después de que Pedro Sánchez declare un estado de alarma que incluye el toque de queda como una de las herramientas para aplanar la curva. Sugerencia que lanzó la Comunidad de Madrid a comienzos de la semana pasada—aunque luego se opusieran a la medida pues requería de la mano estatal— y que luego respaldaron la mayoría de comunidades autónomas  en cascada.

Sigue leyendo
La segunda ola de la Covid-19 en España

La segunda ola de la Covid-19 en España

Javier Segura del Pozo, médico salubrista

[Artículo escrito el 20 de octubre, por encargo de Gavino Maciocco, director de la Revista “Salute Internazionale”, editado en italiano el día 26 de octubre con el título: Covid-19 in Spagna. La seconda ondata]

Cuando muchos países de Europa están preocupados por el rápido incremento de esta segunda ola pandémica otoñal, en España alcanzamos la meseta de nuestra segunda ola iniciada con nuestras vacaciones veraniegas, con la incertidumbre de si ya estamos en fase de descenso o en una pausa inestable que puede ser seguida de una nueva subida otoñal como en el resto de Europa.

Sigue leyendo
Contra la simpleza pandémica

Contra la simpleza pandémica

Javier Segura del Pozo, médico salubrista y epidemiólogo

[Reproducimos a continuación el artículo publicado el 22 de agosto de 2020, en el diario digital “Cuartopoder”, con el mismo título: “Contra la simpleza pandémica”]

Extrañarse de la escasa afluencia a convocatorias por SMS para hacer pruebas PCR a población vulnerable, llamar educación para la salud a los consejos telefónicos de un “rastreador”, invertir más en construir un “hospital pandémico” que en reforzar la primera línea de contención (Atención Primaria y Salud Pública), poner más énfasis en el país de nacimiento que en la situación social de los casos, descubrir que hay personas que no siguen la recomendación de cuarentena o temen hacerse la prueba PCR, creer que una ayuda social llega a los beneficiarios por el hecho de publicarse en el boletín, hacer pasar como pedagógicas medidas de corte policial (obligación de uso de la mascarilla en la calle), señalar a la “inconsciencia de los jóvenes” como el origen del problema, pensar que los patrones de sociabilidad van a cambiar a golpe de consejo o campaña publicitaria, llamar comisiones interdisciplinarias a las formadas mayoritariamente por profesionales de la medicina de diferentes especialidades (en las que además es escasa la presencia de salubristas), considerar que la población no está preparada para compartir con ella la evolución de los indicadores de alerta, pretender reabrir los colegios sin aumentar las plantillas, etc., etc.

Sigue leyendo

Más allá del #QuédateEnCasa y otras épicas

Más allá del #QuédateEnCasa y otras épicas

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

[Articulo publicado el 15 de abril de 2020 con el mismo título, en el diario digital “Cuarto Poder”: Más allá del #QuédateEnCasa y otras épicas]

Escribo este texto al comienzo de la quinta semana de confinamiento. La famosa curva está claramente descendiendo y hay un alivio evidente de la demanda a los hospitales y sus UCIs. Se habla cada vez más de la fase de “desescalamiento” y se levantan expectativas de cuándo podemos volver, poco a poco, a la “normalidad”. Es decir, nos estamos instalando en la idea de que hemos superado lo peor de esta “batalla”, que la estrategia ha sido exitosa y que estamos a punto de volver a nuestra vida cotidiana.

Sin embargo, sin minusvalorar ni un ápice el gran logro conseguido y el inmenso mérito de sus principales protagonistas, creo que no somos suficientemente conscientes de los “daños colaterales” (usando la terminología militar imperante) que estamos sufriendo, del largo camino que nos queda por delante y de la necesidad, ahora más que nunca, de cambiar la estrategia de afrontamiento de la pandemia. Hacia un modelo más comunitario, solidario, equitativo y participativo, que el desarrollado en estas ultimas cuatro semanas.

Sigue leyendo