Transparencia: a propósito del misterio del comité de expertos

Transparencia: a propósito del misterio del comité de expertos

Por Javier Segura del Pozo, médico salubrista y epidemiólogo 

[Se reproduce a continuación el artículo editado el día 2 de enero de 2021 en Cuartopoder con el mismo título, que se puede leer AQUí.]

He preferido dejar pasar unos días para aceptar la invitación que me hizo el pasado martes Sato Díaz, para aclarar en este medio algunos términos de una “primicia” que incluyó la difusión de mi nombre y mi retrato. Me refiero a la comunicación de los nombres y perfiles profesionales del Comité Técnico de la Desescalada, merced a un requerimiento del Consejo de Trasparencia y Buen Gobierno. Ya han amainado los consecuentes ataques e insultos de trolls y bots en mi cuenta de Twitter, en los que me acusan de todo tipo de responsabilidades (incluidas “las 70.000 muertes por covid”).

Sigue leyendo
El valor de la proximidad: reflexiones para el desconfinamiento

El valor de la proximidad: reflexiones para el desconfinamiento

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

[Texto ampliado del artículo publicado el 1 de mayo de 2020 con el mismo título, en el diario digital “Cuarto Poder”: El valor de la proximidad: reflexiones para el desconfinamiento”]

Llevamos más de 40 días confinados en nuestras casas, siendo el espacio próximo a las mismas el único que tenemos para cubrir nuestras necesidades básicas y para ayudarnos entre nosotros, en lo posible,. La pandemia ha reducido nuestra área de movimiento y acción al vecindario más próximo, incluso al espacio común, de transición entre el privado y el público: la escalera, el portal, el patio y el que media entre balcones o ventanas, cuando nos miramos a la hora del aplauso de las 8 pm.

Independientemente de nuestros hábitos anteriores, no nos ha quedado más remedio que comprar en el comercio de proximidad, transitar (quien podía) por los espacios públicos mas próximos, y teletrabajar desde nuestra casa. Los grupos vecinales de apoyo mutuo han tenido que apañarse con los recursos locales (bancos de alimentos, comedores sociales, huertos comunitarios, vecindario voluntario, etc.), así como tirar de los “activos en salud” existentes en el barrio (costureras de mascarillas, cocineras, músicos, psicólogas voluntarias, etc.).

Sigue leyendo