El patio de mi escuela es particular

El patio de mi escuela es particular

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Los patios escolares tienen mucha “miga”. En un articulo anterior, ya hablamos de la importancia que tiene para la salud comunitaria el cuidado del espacio público que hay entre los edificios. Lo mismo ocurre en los centros educativos: el patio determina las oportunidades de juego, actividad física, convivencia y respeto de la diversidad (cultural, étnica, etaria, sexual, funcional, etc) y la equidad. En este espacio se forjan relaciones, se visualizan afinidades, rechazos y soledades y se representan roles de género. Por otra parte, el espacio público en torno al colegio determina las oportunidades de movilidad activa y autonomía (acceso seguro a pie o a bici), ademas de ser un lugar de encuentro (entre alumnos, y entre padres/madres). Sin embargo, en nuestra ciudad no se da suficiente importancia al cuidado de estos espacios en muchos proyectos arquitectónicos y urbanísticos y en su posterior uso comunitario. El pasado 27 de junio celebramos, en el marco del Plan Madrid Ciudad de los Cuidados (MCC), una jornada sobre “Entornos Escolares Saludables” para intercambiar experiencias e iniciativas de intervención en patios y entornos escolares, desde diferentes perspectivas profesionales (urbanismo, promoción de la salud, movilidad activa, igualdad de género, medioambiente, etc). El cuidado de los entornos escolares es uno de los proyectos comunitarios pilotos de MCC. Os facilito a continuación el acceso a las interesantes presentaciones y algunas imágenes de la jornada.

Sigue leyendo

No olvides que habías venido a desecar la ciénaga (IV): las estrategias fuera del sistema sanitario

No olvides que habías venido a desecar la ciénaga (IV): las estrategias fuera del sistema sanitario

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Hoy continuamos la publicación de la ponencia No olvides que habías venido a desecar la ciénaga. El frustrado desarrollo de la Declaración de Alma Ata (1978), que abogaba por una estrategia dentro del sistema sanitario (Atención Primaria de Salud), se intentó compensar, en cierto sentido, con la Carta de Ottawa (1986). El naciente Movimiento de Promoción de la Salud diseñó nuevas estrategias de la Salud Pública dirigidas afuera del sistema sanitario (Ciudades Saludables, Escuelas Promotoras de la salud, etc.), en las que este se quedaba como un mero mediador o facilitador. Por ello, la Promoción de la Salud tuvo una evolución en paralelo, pero diferenciada (y a veces divergente) de la que tuvo la Atención Primaria de Salud.

Sigue leyendo