El espacio público como compensador de las desigualdades en el espacio privado

El espacio público como compensador de las desigualdades en el espacio privado

Javier Segura del Pozo, médico salubrista y epidemiólogo

[Se reproduce a continuación al artículo editado el día 1 de septiembre de 2020 en Cuartopoder con el mismo título: leer AQUí)[1]

La semana pasada hemos asistido a otro ejemplo de simpleza pandémica[2], es decir dar soluciones simples a problemas complejos. En este caso, la decisión de cerrar parques y espacios públicos deportivos al aire libre en Madrid, que tiene el riesgo de extenderse a otros municipios metropolitanos. Está en la misma línea de la recomendación de “no salir de sus casas”, dada por las autoridades de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid a los habitantes de los barrios populares del sur con mayor transmisión comunitaria del coronavirus, sin proporcionar alternativas habitacionales, laborales  o sociales a este confinamiento voluntario. Estas alternativas son especialmente necesarias, y deberían acompañar a este nuevo “Quédate en casa”, para facilitar que las personas enfermas y sus contactos estrechos completen las cuarentenas domiciliarias.

Sigue leyendo

El valor de la proximidad: reflexiones para el desconfinamiento

El valor de la proximidad: reflexiones para el desconfinamiento

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

[Texto ampliado del artículo publicado el 1 de mayo de 2020 con el mismo título, en el diario digital “Cuarto Poder”: El valor de la proximidad: reflexiones para el desconfinamiento”]

Llevamos más de 40 días confinados en nuestras casas, siendo el espacio próximo a las mismas el único que tenemos para cubrir nuestras necesidades básicas y para ayudarnos entre nosotros, en lo posible,. La pandemia ha reducido nuestra área de movimiento y acción al vecindario más próximo, incluso al espacio común, de transición entre el privado y el público: la escalera, el portal, el patio y el que media entre balcones o ventanas, cuando nos miramos a la hora del aplauso de las 8 pm.

Independientemente de nuestros hábitos anteriores, no nos ha quedado más remedio que comprar en el comercio de proximidad, transitar (quien podía) por los espacios públicos mas próximos, y teletrabajar desde nuestra casa. Los grupos vecinales de apoyo mutuo han tenido que apañarse con los recursos locales (bancos de alimentos, comedores sociales, huertos comunitarios, vecindario voluntario, etc.), así como tirar de los “activos en salud” existentes en el barrio (costureras de mascarillas, cocineras, músicos, psicólogas voluntarias, etc.).

Sigue leyendo

Más allá del #QuédateEnCasa y otras épicas

Más allá del #QuédateEnCasa y otras épicas

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

[Articulo publicado el 15 de abril de 2020 con el mismo título, en el diario digital “Cuarto Poder”: Más allá del #QuédateEnCasa y otras épicas]

Escribo este texto al comienzo de la quinta semana de confinamiento. La famosa curva está claramente descendiendo y hay un alivio evidente de la demanda a los hospitales y sus UCIs. Se habla cada vez más de la fase de “desescalamiento” y se levantan expectativas de cuándo podemos volver, poco a poco, a la “normalidad”. Es decir, nos estamos instalando en la idea de que hemos superado lo peor de esta “batalla”, que la estrategia ha sido exitosa y que estamos a punto de volver a nuestra vida cotidiana.

Sin embargo, sin minusvalorar ni un ápice el gran logro conseguido y el inmenso mérito de sus principales protagonistas, creo que no somos suficientemente conscientes de los “daños colaterales” (usando la terminología militar imperante) que estamos sufriendo, del largo camino que nos queda por delante y de la necesidad, ahora más que nunca, de cambiar la estrategia de afrontamiento de la pandemia. Hacia un modelo más comunitario, solidario, equitativo y participativo, que el desarrollado en estas ultimas cuatro semanas.

Sigue leyendo

La humanización del espacio urbano (el Urbanismo de la Salud Comunitaria)

La humanización del espacio urbano (el Urbanismo de la Salud Comunitaria)

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

El espacio que hay entre los edificios tiene una importancia fundamental para la vida social y, por lo tanto para la salud comunitaria. Depende cómo se diseñen nuestras calles y plazas, tendremos más o menos posibilidades de interactuar con vecinos, pero también de: conversar con desconocidos, de que nuestros niños y niñas jueguen libremente en las calles, de que nuestros mayores no estén encerrados en sus casas, de caminar y hacer actividad física (solos o acompañados), de disfrutar del entorno, de la cultura y el arte callejero,… o de descubrir que el extranjero no es tan diferente a nosotros. Os recomiendo la lectura del libro del arquitecto danés Jan Gehl “La humanización del espacio público. La vida social entre los edificios”. Sin nombrarlo como tal, nos habla del urbanismo de la salud comunitaria.

Sigue leyendo