La Ley de Atención Inversa no es solo un sesgo en la atención

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

 Hace unos meses me recomendaron un interesante video realizado por Vicente Baos,  Juan Gervás y otros colegas, en el que explicaban la Ley de Atención Inversa[1] (LAI), en su blog “Videos y salud” (http://videosysalud.blogspot.com.es/2011/10/ley-de-cuidados-inversos.html).  El video, como veréis, es muy bueno, especialmente por el esfuerzo pedagógico desplegado. Sin embargo, para mí es un ejemplo más de cómo se ha reinterpretado la Declaración de Alma Ata y la Atención Primaria (AP) desde una visión centrada en la consulta médica y que hay un evidente riesgo de reduccionismo de la idea original de AP.

Julian Tudor Hart

Julian Tudor Hart, autor de la Ley de Atención Inversa.

Según el video, parecería que la forma de abordar el  problema planteado por la LAI fuera el evitar un “sesgo” en el trato del usuario que llega a la consulta (según los autores del video, se dedica más tiempo y atención a los pacientes de mayor clase social y similares pautas socio-culturales a las del sanitario que les atiende). Considerar este sesgo potencial es muy importante.  Pero lo que principalmente nos dice la LAI (ver http://www.juliantudorhart.org/papers/Paper11.pdf ) es que ciertas personas con más necesidades de salud ni siquiera se convierten en usuarios. No llegan a demandar servicios o lo hacen insuficientemente en relación a otros. Y que los servicios de salud no tienden a localizarse en las zonas con más necesidades de salud, especialmente, en los sistemas sanitarios regidos por criterios de mercado.

Es decir, hay una barrera socio-cultural que impide que las necesidades de salud de una comunidad sean equivalentes a la demanda de atención del centro de salud que sirve a esa comunidad. En esto se basa la necesidad de que el sanitario cuelgue de vez en cuando su bata y se ponga las botas para salir a la comunidad[2]. Es decir la salud comunitaria que no esta basada principalmente en la atención a la demanda.

Por eso es importante que los profesionales de nuestros centros de salud puedan (por el tiempo disponible y por las prioridades en los objetivos a cumplir) desarrollar el trabajo fuera del centro y dirigido a poblaciones vulnerables en su práctica diaria. También justifica el que existan centros especializados en prevención y promoción de la salud enfocados especialmente a estas tareas y que sirvan de apoyo y fomento de las mismas en la red de AP (ejemplo, los CMS del Ayuntamiento de Madrid[3][4]). Finalmente, señala las limitaciones de una AP que pretende resolver todos los problemas de la comunidad desde la consulta.

Se que es una visión de la Salud Comunitaria (y de la AP), y una importante matización sobre la LAI, que seguramente comparten los colegas del video ¿O no?


[1] La LAI fue enuncida en 1971 (Hart JT. The Inverse Care Law. Lancet. 1971; i:405-12), antes de la Declaración de Alma Ata (1978), pero formó parte de las múltiples reflexiones previas sobre los limites de los servicios sanitarios basados en la demanda y la necesidad de reorientarlos hacia un enfoque de necesidades de salud y de salud comunitaria, que confluyeron en la Declaración de Alma Ata y la AP.

[2] Segura del Pozo, J; Martínez Cortés, M et cols. “El proceso de reorientación comunitaria de los Centros Madrid Salud”.  Revista Comunidad. PACAP. Año 2011. Pág. 23-26. http://www.madridsalud.es/prev_prom_saludambiental/pdfs/Comunidad13-CMS.pdf

[3] Centros Madrid Salud (CMS), centros municipales de salud especializados en prevención y promoción de la salud. Ver: CMS_cuatriptico

Anuncios
No olvides que habías venido a desecar la ciénaga (VII): La época de pérdida de influencia de la salud pública española y madrileña

No olvides que habías venido a desecar la ciénaga (VII): La época de pérdida de influencia de la salud pública española y madrileña

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Desde mi experiencia, hay un segundo periodo de progresiva pérdida de influencia de la Salud Pública, que sigue al periodo anterior (ver No olvides que habías venido a desecar la ciénaga (VI): La epoca de expansión de la salud pública española y madrileña ) y se extiende hasta el presente (199..-2013). Durante esta epoca van debilitándose e incluso desapareciendo algunas de las estructuras creadas o fortalecidas en el periodo anterior.

Sigue leyendo

No olvides que habías venido a desecar la ciénaga (II): La medicina social y el fracasado modelo médico

No olvides que habías venido a desecar la ciénaga (II): La medicina social y el fracasado modelo médico

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Hoy continuamos la publicación de la ponencia No olvides que habías venido a desecar la ciénaga. La Salud Pública no nace pegada al sistema asistencial, sino asociada a 3 fenómenos: el nacimiento del estado moderno, el crecimiento de las ciudades y el surgimiento de la clase obrera. En la primera mitad del siglo XX va construyéndose un sistema sanitario basado en un modelo predominantemente médico, clínico, hospitalario y farmacológico, que acaba por mostrarse caro y poco eficaz. Por ello, a partir de la década de los 40 del siglo XX, surgirán nuevas estrategias para superar este modelo. Unas, como la Atención Primaria de Salud, buscan reformar el sistema médico asistencial. Otras, como la Promoción de la Salud, influir fuera del sistema asistencial.

Imagen  portada: Ciudad de Madrid en 1902 (Puerta del Sol) . Fuente: www.madridpedia.com

Sigue leyendo

No olvides que habías venido a desecar la ciénaga

No olvides que habías venido a desecar la ciénaga

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

(Reedición del último artículo publicado en el clausurado blog “Salud Pública y algo más” el 19 de noviembre de 2012)

  “Cuando estés enfangado hasta el cuello con cocodrilos,

 no olvides que habías venido a desecar la ciénaga”

Hoy iniciamos la publicación de una ponencia que presenté el 25 de octubre de 2012 en las IV Jornadas de la Asociación Madrileña de Salud Pública (AMASAP)  . Como veremos a lo largo de varias entregas, en ella se desarrolla la idea de que la Salud Pública no se puede limitar a estrategias dentro del sistema sanitario, sino que hay que valorar la eficacia de las dirigidas a sectores y políticas públicas no sanitarias. También se plantea como la Carta de Ottawa (1986), en cierto sentido, intentó compensar el frustrado desarrollo de la Declaración de Alma Ata (1978). Se hace un homenaje a la figura del Dr. Halfdan Mahler, líder de gran parte de los proyectos más innovadores de la OMS en el último cuarto del siglo XX. Y se recuerda como las fuerzas que entonces intentaron parar y “aguar” estos procesos de cambio, son las mismas que actualmente están intentando desmontar y debilitar los sistemas públicos de salud. Se concluye con un análisis de la historia de la Salud Pública española y madrileña de los últimos 30 años y de sus diferentes culturas profesionales (tribus de la Salud Pública).

Sigue leyendo