Individual, Grupal y Comunitario (II): De las batas a las botas

Individual, Grupal y Comunitario (II): De las batas a las botas

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Como planteamos en el último post (ver: “Individual, Grupal y Comunitario: revisando un esquema de la Salud Comunitaria”), nuestro proceso de aprendizaje comunitario en Madrid nos ha llevado a poner en cuestión el clásico esquema individual-grupal-comunitario. Para explicarlo debo brevemente contaros el origen y contexto de este proceso. Como algunos sabréis, iniciamos en 2008 un proceso de reorientación comunitaria de los Centros Madrid Salud o CMS (Madrid Salud es el nombre del organismo autónomo del ayuntamiento de Madrid con competencias en Salud Pública y de donde depende la red de centros) con el encargo de convertirlos en Centros de Salud Comunitaria. El proyecto se denominó Estrategia Gente Saludable (2010-2015) y Estrategia Barrios Saludables (2015-2019)[1].

Sigue leyendo

Anuncios
Individual, Grupal y Comunitario: revisando un esquema de la Salud Comunitaria

Individual, Grupal y Comunitario: revisando un esquema de la Salud Comunitaria

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

¿Cómo definimos el trabajo comunitario? ¿Qué es y qué no es “comunitario”? ¿Es todo aquello que no es ni individual, ni grupal? ¿”Comunitario” es lo que se hace fuera del centro de salud? ¿Hay actividades individuales que pueden considerarse comunitarias? ¿Hay actividades fuera del centro de salud que no se pueden considerar como comunitarias? ¿Cuándo se puede considerar una actividad grupal como comunitaria? ¿Cuando se realiza fuera del centro de salud?

Sigue leyendo

Geografías, tribus y paradigmas de la salud pública

Geografías, tribus y paradigmas de la salud pública

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

¿Hay “cientificidad” en la salud pública más allá del método epidemiológico y la Medicina Basada en la Evidencia? ¿Hasta qué punto la herencia de la medicina clínica sigue condicionando nuestro pensar y actuar? ¿La apertura epistemológica de la salud pública se reduce a la combinación de métodos cuantitativos y cualitativos? ¿En qué se diferencia la salud pública anglosajona de la medicina social latinoamericana? ¿Es sensato hablar de una epistemología del sur o una epistemología feminista? ¿Qué diferencias de cultura profesional operan en las “tribus” de la salud pública? ¿Estamos instalados en el paradigma de los determinantes sociales de la salud? ¿La epidemiología social sigue operando con el método epidemiológico-estadístico? ¿Nos sirve cuando operamos en la Salud Comunitaria? ¿Qué diferencia hay entre el concepto de población y el de comunidad? ¿Cómo integramos las nociones de barrio, vida cotidiana y cuidado comunitario en los paradigmas dominantes de la salud pública? Estas cuestiones y otras fueron planteadas en mi intervención en el II Congreso de Filosofía de la Salud Pública, celebrado hace un par de semanas en Barcelona, cuyo texto y presentación comparto a continuación con vosotras y vosotros.

Sigue leyendo

¿Dos miradas compatibles? (2): La mirada de la medicina social

¿Dos miradas compatibles? (2): La mirada de la medicina social

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

En la pasada entrada analizamos la mirada clínica (centrada en el sujeto demandante,  con foco zoom-in hacia lo orgánico e intervención basada en farmacopea, cirugía, ingeniería genetica y consejo médico) y sus cegueras (de campo y de foco) para visibilizar las desigualdades sociales en salud (DSS). Hoy describiremos la mirada de la medicina social, que es una mirada zoom-out (de lo micro a lo macro), en la que el sujeto es colectivo (la población o la comunidad en su cotidianeidad), y la intervención se basa en producir información, influir en las políticas públicas y fortalecer las comunidades mediante su empoderamiento. Distinguiremos dos tipos de medicina social (la epidemiología social y la medicina comunitaria) y describiremos dos sesgos de sus miradas a vigilar: la ceguera de la base de datos, implícita en los limites de la epidemiologia social, y la ceguera del activista, de la medicina comunitaria. De cualquier forma, es una mirada la de la medicina social, donde las DSS son claramente visibles.

Sigue leyendo

¿Dos miradas compatibles? (1): La mirada de la medicina clínica

¿Dos miradas compatibles? (1): La mirada de la medicina clínica

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Dentro de la medicina, hay dos miradas muy diferentes (la de la medicina clínica y la de la medicina social), y que operan con sujetos, preguntas de análisis y prácticas de intervención muy diferentes sobre la salud y la enfermedad. Su respectiva perspectiva determina lo que se puede ver y lo que queda oculto. Es decir, hay cegueras cuando se usan unas u otras miradas. Hoy describiremos las características de la mirada clínica: centrada en el sujeto que acude a la consulta (ceguera de campo), con una mirada “zoom-in” enfocada a lo más micro (ceguera de foco) y con unas herramientas basadas fundamentalmente en los medicamentos, la cirugía y la soñada ingeniería genética. Esta mirada es responsable de la invisibilidad de las desigualdades sociales en salud en la medicina.

Sigue leyendo