Desmontando la supuesta dicotomía entre libertad y seguridad de la salud pública

Javier Segura del Pozo, médico salubrista

Os dejo la grabación completa de la charla-coloquio a la que fui invitado el 20 de enero de 2022 por la Asociación Vecinal de Tres Cantos, el municipio madrileño donde resido desde hace 30 años. Era la segunda parte de un acto anterior, titulado «Las frágiles costuras», celebrado el 14 de junio de 2021, es decir, siete meses y dos olas pandémicas antes de este evento.

Además de repasar lo sucedido y vivido desde la ultima cita, esta vez me centré en intentar desmontar el supuesto de la dicotomía entre libertad y seguridad en la salud pública, en general, y en la gestión de la pandemia, en particular. Dicotomía que, en nuestra Comunidad Madrid, fue traducida arteramente y extrapolada a la supuesta dicotomía ayusiana entre libertad o socialismo, para crear un marco mental en el que la libertad se asocie al liberalismo (mejor dicho, al neoliberalismo) y las pulsaciones securitarias y autoritarias al socialismo.

Para esta reflexión, que incluye una sobre «el doble filo de la salud pública», como área profesional y del saber, y sus tres formas de relacionarse con el poder establecido (justificadora del status quo, reformista o a pie de barrio), he usado materiales que ya son conocidos de sobra por los lectores del blog. Principalmente, el texto preparado para el XV Congreso Nacional de Bioética, recientemente editado en este medio.

Necropolítica

Necropolítica

Por Javier Segura del Pozo, médico salubrista 

[Se reproduce a continuación una versión ampliada y corregida del artículo editado el día 2 de octubre de 2020 en Cuartopoder con el mismo título que se puede leer AQUí. El texto completo en pdf de este articulo ampliado se puede descargar AQUÍ)

Ayer por la noche, en medio de la confusión y la indignación por la incomprensible postura del Gobierno de la Comunidad de Madrid, resistiéndose a tomar medidas para frenar la creciente transmisión comunitaria del coronavirus en nuestra región, escuché, en un debate del Canal 24horas de TVE[1], a una veterana periodista con fama de estar muy bien informada de “lo que se cuece” en el Partido Popular, decir literalmente lo siguiente:

“Creo de verdad, y esto es un asunto desagradable para tratarlo, muy desagradable…, creo que en el fondo de estas decisiones de la Comunidad de Madrid está el asunto económico. Creo que hay un debate, que es un debate desagradable, que enfrenta la salud y la ruina económica. Que enfrenta las posibilidades que las personas salgan a la calle y se puedan contagiar y a cambio eludir la ruina. Es un debate complejo y que no está tan claro, …que nosotros decimos aquí: “¡No, solo el criterio sanitario!”…pero es una cuestión de supervivencia: hay personas que si cierran su negocio, se van a arruinar. Y la tesis es morirse de hambre o morirse del virus. No es tan fácil. Este es un debate que está en la calle además. Yo no tengo claro el asunto”

Inmediatamente me surgió una palabra: Necropolitica. Les explicaré por qué.

Sigue leyendo