El Barrio vivido (II): La Comunidad barrial

El Barrio vivido (II): La Comunidad barrial

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Sexta vuelta de tuerca a la noción de barrio. ¿Qué elementos son los que hacen a un barrio como un espacio agradable para vivir, lleno de memorias nostálgicas? ¿Qué espacios y redes de relación favorecen una comunidad barrial? Con la ayuda de dos estudiosos del urbanismo (el barcelonés Jose Luis Oyón, que investiga la vida barrial de la Barcelona de entreguerras, y la neoyorkina Jane Jacobs, que define las condiciones espaciales que favorecen esta sociabilidad vecinal), vamos a intentar entender la forja de esta barrialidad. Hoy nos dará tiempo para hablar del papel de las redes de parentesco, paisanaje y vecindad para generar confianza, apoyo mutuo y bienestar en el barrio, además de la vida social favorecida por la copresencia en las escaleras vecinales, las aceras, el tramo de calle y los comercios de proximidad.

Sigue leyendo

Anuncios
El Barrio vivido (I): Mapas mentales

El Barrio vivido (I): Mapas mentales

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Quinta vuelta de tuerca a la noción de barrio. No es lo mismo vivir en un barrio que vivir un barrio. El barrio es un lugar pero el barrio también es una emoción. O mejor dicho: el barrio es un lugar que suscita una emoción, como resultado de una relación biográfica (la propia y la de nuestros ancestros) con ese espacio. El barrio es un territorio significativo que puede generar ganas de escapar del mismo en cuanto se pueda, o bien un sentimiento de identidad y apego que lleva a permanecer en el mismo, a pesar de las dificultades.  Para quien lo siente y lo ha vivido, el barrio es un territorio único e irrepetible que hay que habitar, defender y mejorar ¿Cómo se generan y articulan estos elementos a la vez psicológicos y geográficos? ¿Qué factores son los que llevan a sentir más apego y atracción por un barrio?

Sigue leyendo

El Barrio como lugar

El Barrio como lugar

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Dedicaremos la segunda entrega de la noción de Barrio a la visión del barrio como lugar. Aunque pensamos en el barrio como una comunidad, esta se construyó e idealizó como alternativa a los males de la ciudad moderna. Por ello, el barrio es un lugar frecuentemente definido por sus características opuestas a la ciudad, entendida como el centro de la ciudad. La distancia, en kilómetros y en tiempo de desplazamiento, al centro determina esa relación. El barrio es una parte de la ciudad, pero es la parte oculta, cuyo desvelamiento pone en evidencia la fragmentación social de la ciudad y sus desigualdades sociales en salud. No hay barrio pobre sin barrio rico, es decir, el barrio es el indicador del sistema social y económico urbano y del grado de reparto del poder y del saber. El barrio es la periferia de la ciudad y su unidad territorial mínima significativa, aunque a veces podamos identificar otras menores (barriadas, colonias) o crear unidades funcionales más pequeñas para el control de su población (secciones censales) o la intervención social.

Sigue leyendo