El Ébola en Madrid: la tormenta perfecta

El Ébola en Madrid: la tormenta perfecta

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

¿Por qué ha sido la Comunidad de Madrid el lugar donde ha habido la primera transmisión del virus del Ébola fuera de África? ¿Ha sido un accidente? ¿Un fallo humano? La aparición de un brote epidémico no solo se puede analizar desde la triada agente-huésped-mecanismo de transmisión, sino como el resultado de la confluencia de una serie de factores (individuales, sociales, económicos y políticos) que, en un momento histórico dado y en un contexto geográfico y social determinado, producen “la tormenta perfecta”. Desde este punto de vista, las epidemias son indicadores de crisis social. Aporto algunos elementos que se han dado en las últimas décadas en la Comunidad de Madrid que han podido generar una cadena causal, que explique esta “increíble” y desasosegante situación de alarma epidémica que estamos viviendo  Sigue leyendo

Anuncios
Determinantes sociales del brote de Ébola

Determinantes sociales del brote de Ébola

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

¿Qué está haciendo el virus Ébola de la especie Zaire en África occidental, lejos de su habitual hábitat en África central? ¿Por qué aparece en Guinea Conakry donde no había sido visto nunca antes? ¿Por qué ahora? La actual alerta y preocupación sobre el reciente brote de Ébola se está centrando en el riesgo de difusión fuera de Africa y en historias individuales de casos (como la del misionero español), sin apenas preguntarse por los determinantes sociales que han facilitado la emergencia actual del brote en tres de los países más pobres del mundo (Guinea, Liberia y Sierra Leona). Un reciente artículo (Outbreak of Ébola Virus Disease in Guinea: Where Ecology Meets Economy  ) señala como determinantes del origen y magnitud del brote: una economía esquilmada, miles de refugiados empujados al bosque profundo para sobrevivir, un ecosistema forestal degradado y una infraestructura sanitaria abandonada, frutos del impacto que han tenido décadas de guerras civiles, estimuladas por la codicia de grandes multinacionales por sus materias primas, y gobiernos corruptos.

Sigue leyendo