¿Por qué es tan difícil organizar grupos en las instituciones? (III): Instituciones vs. grupos

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

¿Grupos (como instrumentos de cambio) dentro de Instituciones (conservadoras por definición)? Las instituciones con las que trabajé (y trabajo), aunque fueran de nueva creación, como la Administración de la Comunidad de Madrid, heredaron la estructura antigua que se quería reformar. Además, creo que con el paso del tiempo, esta voluntad de reforma de las nuevas instituciones se hace cada vez más débil y van ganando peso las antiguas dinámicas burocráticas que dificultan cualquier cambio organizativo, incluido el trabajo grupal. Generalmente, las organizaciones (de Salud Pública) han seguido basadas en una pirámide jerárquica, con un flujo de información y responsabilidad verticales, que dificultan enormemente el trabajo horizontal, propio de los grupos.

Esta organización jerárquica, con organigramas basados en unidades cerradas (secciones, servicios, departamentos, etc.), favorece los compartimientos estancos, compitiendo entre sí y reacios a la transversalidad, además de duplicar el trabajo. El carácter monotemático (en cuanto a función) de muchas de estas unidades va asociado frecuentemente a una composición profesional también homogénea, determinada generalmente por el cuerpo funcionarial al que se pertenece.

Bajo mi punto de vista, la supervivencia de los clásicos cuerpos profesionales (en el caso de Administración de Salud Pública de la Comunidad de Madrid: el Cuerpo de Técnicos Superiores de Salud Pública, y sus correspondientes escalas de medicina, veterinaria, farmacia; y el de Diplomados en Salud Pública, con sus escalas de enfermería o trabajo social), ha favorecido dinámicas corporativas y la predominancia de profesionales con escasa formación y vocación grupal. El corporativismo ha tenido protagonismo en la creación y definición de nuevos puestos y en los criterios de ascenso y responsabilidad orgánica, dificultado la entrada de otras profesiones (psicólogos, sociólogos, antropólogos, educadores sociales, etc.) con mayor formación de trabajo grupal  y limitando el trabajo multiprofesional[1].

Volviendo a la cuestión que nos ocupa, esta realidad (homogeneizadora y monoprofesional) ha minimizado la necesidad de espacios grupales para permitir esa conjunción y dialogo interprofesional. Podría haber agrupamientos de la misma profesión o área disciplinaria dentro de una unidad (de hecho, los hay), pero ese tipo de organización funcionarial corporativa va frecuentemente unida a una relación jerárquica y no horizontal, entre los profesionales del mismo cuerpo y de diferentes cuerpos (por ejemplo, entre medicina y enfermería; entre psiquiatría y psicología, etc.).

Grupo en Institucion

El Grupo en la Institución

Es cierto que en una organización jerárquica y vertical, el jefe puede juntarse periodicamente con sus subordinados (o colaboradores) para organizar el trabajo. Y que estos agrupamientos, a los que frecuentemente se denominan como “equipos”, han funcionado en muchos casos como grupos o como auténticos equipos. Pero en mi experiencia, la propia organización jerárquica y profesional, antes descrita, junto con la cultura institucional predominante, dificultan habitualmente esta dinámica grupal. En la mayoría de los casos, lo que se llaman “reuniones de equipo” son espacios muy burocratizados, muy centrados en la transmisión de órdenes, instrucciones e información, de arriba a abajo, y en la recepción de quejas y dificultades, de abajo a arriba. Son los como-sí-grupos, sobre los que luego volveremos.

(Continuará)

———————————————

[1] Segura del Pozo, J (2013). Las tribus de la Salud Pública (No olvides que habías venido a desecar la ciénaga V). Blog “Salud Pública y otras dudas”. Editado el 3 de febrero de 2013. [Disponible el 19 de enero de 2014 en: https://saludpublicayotrasdudas.wordpress.com/2013/02/03/no-olvides-que-habias-venido-a-desecar-la-cienaga-v-las-tribus-de-la-salud-publica/]

—————————–

Hasta la fecha se han editado las siguientes entregas del texto ¿Por qué es tan dificil organizar grupos en las instituciones?. Aquí teneis los links para acceder a ellos:

1.       ¿Por qué es tan difícil organizar grupos en las instituciones? (I)
2.      ¿Por qué es tan difícil organizar grupos en las instituciones? (II): Los grupos en la Salud Pública
3.      ¿Por qué es tan difícil organizar grupos en las instituciones? (III): Instituciones vs. grupos
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s