Filantrocapitalismo (I)

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Es difícil ponerle pegas a que un empresario inmensamente rico, como Rockefeller o Bill Gates, done parte de su fortuna a nobles causas, como una nueva vacuna frente a la malaria. Sin embargo, deberíamos saber que la expansión de estas grandes organizaciones filantrópicas tiene un precio. Editamos en dos entregas una síntesis traducida del valioso articulo “Philantrocapitalism, past and present….” de Anne-Emanuelle Birn, que compara la acción de la Fundación Rockefeller (FR), en la primera mitad del siglo XX, con la de la Fundación Bill y Melinda Gates (FBMG), concluyendo que el filantrocapitalismo del siglo XXI está desplazando a la OMS como actor fundamental en la salud publica internacional, y favorece una creciente fijación de prioridades por organizaciones privadas, o público-privadas, sin estructura democrática y transparente (por lo que no rinden cuentas a la sociedad), cuyos votos están legitimados por la cuantía de sus aportaciones o de los donantes que reúnen. Organizaciones con evidentes conflictos de intereses, que ensanchan el papel del sector privado en la salud global, favoreciendo intervenciones parcializadas, corto-placistas, basadas en soluciones tecnológicas y movidas por los intereses del mercado, en detrimento del enfoque de determinantes sociales de la salud y del apoyo de políticas públicas, más sostenidas y eficientes a largo plazo.

El artículo

229-GA-01-2-300x300

Filantrocapitalismo y la Salud Global. Imagen incluida en el articulo

El articulo está escrito por Anne-Emanuelle Birn, profesora de la Universidad de Toronto (Canada), historiadora y experta en Salud Internacional. La referencia completa del artículo es: Anne-Emanuelle Birn, “Philanthrocapitalism, past and present: The Rockefeller Foundation, the Gates Foundation, and the setting(s) of the international/ global health agenda.” Hypothesis 2014, 12(1): e8, doi:10.5779/hypothesis.v12i1.229  y lo podéis descargar gratuitamente en el anterior link de la web de la revista Hypothesis y/o pinchando AQUÍ: Birn_Philantrocapitalism_2014. Es un articulo largo y denso, pero a los que entendáis bien el inglés, os aseguro que merece la pena el tiempo invertido en su lectura1. Espero que este post, que es una simple síntesis y una traducción muy personal y limitada del texto de Anne-Emanuelle, os estimule a ello2

Podéis complementar la lectura con este video sobre la conferencia impartida por Anne-Emanuelle Birn en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Washington en Seattle (la ciudad donde se crió Bill Gates y sede de la BMGF y la mima unversidad donde trabajó la madre de Gates) en noviembre de 2012: ‪”The Politics of Global Health Agenda-Setting“. Si quereis saber algo más de ella: http://www.dlsph.utoronto.ca/faculty-profile/anne-emanuelle-birn

La Fundación Rockefeller

En un post que escribí hace 6 años, Biopolítica global y la historia de “la salud mundial” (2ª parte: la Fundación Rockefeller), ya hablamos del papel nuclear que jugo la FR en el nacimiento de la Salud Pública Internacional (la OMS, incluida) y en el apoyo a la renovación de la medicina social española en la década de los 30, por lo que obviaré en este resumen la extensa parte del artículo dedicada a la FR. El origen de la FR, se encuadra en un movimiento norteamericano (“la filantropía científica”) de finales del siglo XIX, basado en las ideas de Andrew Carnegie, multimillonario magnate del acero de origen escocés (recogidas en su libro: “The Gospel of Wealth”, 1889), que llevó a que los ricos ejercieran una nueva forma de caridad, más dirigida a inversiones de interés social (librerías, casas de baños, etc.);…sin detrimento de combinar estas acciones filantrópicas, que mitigaban la inquietud de la clase obrera, con la explotación y represión de sus trabajadores. Dio origen a un modelo de servicios sociales atomizados, basados en organizaciones privadas financiadas por la caridad de los donantes (charities), en detrimento de un estado de bienestar social con sólidos servicios públicos; modelo que ha pervivido en EEUU y otros países anglófonos hasta el presente.

41RPCFJWTTL

Retrato de Andrew Carnegie, fundador del movimiento de la “filantropía científica”, en la portada del libro: “The Autobiography of Andrew Carnegie and the Gospel of Wealth (Signet Classics)”. Fuente: www.amazon.com

Según nos recuerda la profesora Birn, la FR y la FBMG se diferencian, entre otras cosas que ya veremos, por el contexto histórico y político en que ambas se expanden. Así, la FR lo hizo en la primera mitad del siglo XX, cuando se asistió a un declive de las potencias coloniales europeas (principalmente Francia y RU) y a un ascenso del imperialismo de EE.UU, apoyando claramente la FR en algunas ocasiones los intereses de este último (ejemplo, Canal de Panamá, Cuba, etc), a la vez que contribuía decisivamente a forjar y reforzar organizaciones públicas internacionales de salud (como la de la Liga de Naciones y la propia OMS), que tuvieron un papel fundamental en el orden postcolonial. Sin embargo, la FR realizó un giro estratégico posteriormente, coincidiendo con la guerra fría y el ascenso del neoliberalismo, pasando de su apoyo tradicional al sector publico, a subvencionar al sector privado para crear nuevas vacunas o impulsar ciertos desarrollos agrícolas, a la vez que se oponía al desarrollo integral de la Atención Primaria de Salud. Como instrumento central de este giro, la FR fue pionera en la promoción de Iniciativas Público-Privadas (IPP, a partir de ahora), en inglés: Public Private Partnerships (PPP).

rockefeller-foundation1

Logo de la Fundación Rockefeller. Podéis visitar su atractiva web aquí: http://www.rockefellerfoundation.org

La FBMG, por el contrario, se expande al entrar en el nuevo siglo XXI, periodo caracterizado por un debilitamiento del imperialismo de EEUU y una expansión de las fuerzas de la globalización financiera y del desregulameiento de los mercados, a la vez de estrechamiento de las posibilidades que tienen los estados y los organismos públicos internacionales de controlar los flujos financieros internacionales. La nuevas organizaciones del filantrocapitalismo surgidas en este contexto han basado su estrategia, desde el principio, en darle protagonismo al sector privado y en marginalizar, de facto, las organizaciones publicas y hacerlas dependientes de sus donaciones.

Sin embargo, la FR y la FBMG tienen varios puntos estratégicos comunes respecto a su visión de la salud global, que serán señas de identidad del Filantrocapitalismo:

1. Una agenda definida desde arriba: las iniciativas de salud internacional están determinadas por los donantes, con una agenda de cooperación formulada y controlada por la agencia internacional, sea a través de actividades directas en el país o a través de becas o subvenciones.

2. Incentivos presupuestarios: las actividades solo se financian parcialmente por las agencias de donantes, se requiere el concurso de entidades receptivas a invertir importantes recursos financieros, humanos y materiales para echar adelante el proyecto cooperativo.

3. Un paradigma tecnológico: las actividades se dirigen al control de enfermedades específicas basados en: a) una concepción biologicista y conductual individual de la etiología de la enfermedad; y b) instrumentos tecnológicos para abordarlas.

4. Asunción previa de éxito: las actividades están limitadas geográfica y temporalmente, definidas por enfermedades e intervenciones especificas, de acuerdo a claras estrategias de éxito, con el fin de demostrar la eficiencia y asegurar resultados positivos y vistosos.

5. El consenso de profesionales trasnacionales: las actividades dependen de profesionales entrenados en el extranjero (frecuentemente por la plantilla de la agencia) y que están ligados a redes internacionales, lo que facilita la traducción doméstica de las iniciativas y enfoques de los donantes

6. Adaptación a las condiciones locales: las actividades se permiten una limitada flexibilidad, basada en las culturas locales, la economía moral y el contexto político

The Bill & Melinda Gates Foundation

Se fundó en 2000 por Bill Gates, el hombre más rico del mundo (entre 1995 y 2013), por los inmensos beneficios obtenidos de su empresa de informática Microsoft. La BMGF es la mayor empresa filantrópica del mundo y su presupuesto dedicado a la salud global (60% del total), supera el de la OMS, convirtiéndola en el primer actor de la salud global. Sin embargo, no es un líder en transparencia, siendo difícil acceder a documentos que den cuenta de sus procesos operativos y de decisiones. De acuerdo a su división de salud global, su meta es “promocionar el avance en la ciencia y tecnología para reducir las desigualdades en salud”. Sin embargo, llama la atención el desinterés por el enfoque de la Comisión de Determinantes Sociales de la Salud (CDSS) de la OMS, cuyo proceso de reflexión y conclusiones coincidió con el surgimiento de la BMGF.

Sin título 2

Logo de la FBMG y foto de Bill y Melinda Gates sosteniendo unos bebés durante una de sus iniciativas filantrópicas. Fuente:FBMG y http://www.boomsbeat.com/articles/71/20140109/50-things-you-didnt-know-about-bill-gates.htm. Si queréis visitar la web de la FBMG: http://www.gatesfoundation.org/es

Esta visión reduccionista y asocial (otros dirían: “pragmática”) de las intervenciones de Salud Pública, está bien ejemplificada en el discurso que pronunció Bill Gates en la 58ª Asamblea Mundial de la Salud (OMS) en mayo 2005 (dos meses después de salir el informe de la CDSS), en el que invocó el modelo de la erradicación de la viruela basada en la vacunación3 como futuro de la OMS: “Algunos apuntan a la mejor salud en el mundo desarrollado y dicen que solo podemos mejorar la salud si reducimos la pobreza. Y eliminar la pobreza es una meta importante. Pero el mundo no tuvo que eliminar la pobreza para eliminar la viruela. Y nosotros no tenemos que eliminar la pobreza antes de reducir la malaria. Lo que necesitamos es producir y distribuir una vacuna”. Al contrario de la FR, que también apoyo algunas iniciativas de medicina social y de reformas sanitarias que fortalecieron los sistemas públicos de salud, la BMFG basa sus iniciativas en términos tecnológicos, sin considerar un enfoque integrado de medidas tecnológicas y socio-políticas.

———-

“…[Algunos] dicen que solo podemos mejorar la salud si reducimos la pobreza…[pero] nosotros no tenemos que eliminar la pobreza antes de reducir la malaria. Lo que necesitamos es producir y distribuir una vacuna”

Bill Gates, discurso ante la OMS, mayo 2005

—–

En este ámbito tecnológico se movió el primer proyecto de la BMGF: “Gran Challenges in Global Health Initiative” (grandes retos en la salud global), creado en 2003 y ampliado en 2008 a través de “Gran Challenges Exploration” (exploración de grandes retos), donde invirtió mil millones de dólares en la primera década. Incluso en el “Challenge 16” (reto nº 16) enunciado como “descubrir nuevas vías para alcanzar un nacimiento, crecimiento y desarrollo saludables”, cuestiones íntimamente ligadas al abordaje de factores sociales, se identificaron “las vías moleculares” como cuestión prioritaria para entender lo que hay detrás de la pobre salud infantil, sin una referencia a las condiciones de vida de los recién nacidos y sus familias.

Figure-2-Gates-Living-Proof

Bill Gates en un discurso sobre la inversión europea en salud global y desarrollo (aquí mostrando una diapositiva sobre medidas apoyadas por the Global Fund) que está salvando vidas, en el marco de un acto de la campaña Living Proof en el museo Dapper. Paris, Francia. 4 Abril de 2011. Fuente: Flickr, accessed August 27, 2014 “Living Proof Paris”, incluida en el articulo Anne-Emanuelle Birn, “Philanthrocapitalism, past and present:…” Hypothesis 2014, 12(1):

Como flautista de Hamelin de la Salud Global, la BMGF colabora y apoya a un gran rango de IPP’s, al US National Institutes of Health, el Banco Mundial, la OMS y otras agendad multilaterales, así como universidades, negocios privados, grupos que ejercen la abogacía y ONG’s. Como ocurrió en el pasado con la FR, la gran mayoría de los dineros de la BMGF van a entidades de países ricos. En 2014, casi tres cuartas de los fondos totales del BMFG global Health Program fueron a parar a 50 organizaciones, 90% de las cuales estaban localizadas en EE.UU., Reino Unido (RU) y Suiza (!!). Por ejemplo, desde 1998, tres organizaciones localizadas en Seattle (EE.UU.): PATH (Program for Appropriate Technology in Health), PATH drug solutions y PATH Vaccine solutions, recibieron en conjunto 1.600 millones de dólares (un 15% del presupuesto global cuyas partidas principales fueron para investigación en malaria, enfermedades infecciosos, enteritas y diarreas)

—-

(continuará…)

[Para no cansaros, lo dejaremos por hoy aquí. En una próxima y ultima entrega sobre el Filantrocapitalismo, hablaremos del H8, el grupo de los 8 actores más influyentes en la salud global, de las IPP’s más importantes, como The Global Fund y The Gavi Alliance, de sus conflictos de intereses (incluida la FBMG) y se darán algunas claves por las que se cuestionan estas organizaciones, concluyendo en la necesidad de controlarlas mejor y de reforzar la OMS]

————–

Acceso al articulo original en inglés aquí: Birn_Philantrocapitalism_2014

Acceso al post completo en español (“Filantrocapitalismo”) aquí: Filantrocapitalismo

———–

1 Debo el acceso a este articulo a Jose Manuel Freire que llamó la atención sobre su valor a través de su cuenta de Twitter @josemfreire

2 También os animo a contactar con Anne-Emanuel Birn por email: ae.birn@utoronto.es. Yo lo he hecho y he recibido una cálida y receptiva respuesta, de una perspicaz mujer, con una interesantísima experiencia profesional y un gran bagaje de conocimientos, que domina el español y tiene un vínculo muy especial con España y Latinoamérica. Espero que mantengamos el contacto.

3 Bill Gates obvió decir que esta vacuna de la viruela no estuvo patentada y su uso no estuvo limitada por los derechos de propiedad intelectual, que su fundación defiende.

Anuncios

4 pensamientos en “Filantrocapitalismo (I)

  1. El 28/2/2010 Bill Gates dijo: “Hoy el mundo tiene 6.8 billones de personas y pronto puede llegar a 9 billones. Ahora bien, si hacemos un buen trabajo con las nuevas vacunas, el sistema sanitario, el sistema de control de natalidad… podríamos reducir la población en un 10 ó 15%.” Es decir: BG insinúa que las vacunas son un método para reducir la población. Un arma biológica por excelencia.
    Eso está en http://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/esp_sociopol_depopu57.htm#Video
    Filantropía ????
    Saludos desde Uruguay.

  2. gran articulo sobre un tema de inmenso calado…
    Has descrito el enfoque “asocial” y tecnicista de la BMGF de “buscar soluciones técnicas a problemas técnicos” que por definición tiene que quedarse ciego ante el análisis de la comisión DSS.
    También has descrito las maniobras sumamente inteligentes de combinar el peso del dinero con la capacidad de definir la agenda en foros internacionales y por esto – fuera de cualquier legitimación democrática – incidir en la actuación multilateral. De hecho, cada año Bill Gates es EL ponente estrella de Davos, este espacio de poder acumulado sin legitimación ninguna.(1)

    Junto con esto, me parece importante profundizar en la apuesta específica de “desarrollo” que hay detrás de su actuación filantrópica: la defensa de la innovación para la humanidad a través de la propiedad intelectual. Abiertamente – aunque poco debatido en público – BMGF aboga por la propiedad intelectual como mejor mecanismo de avanzar en la innovación tecnológica (2). Llama la atención que – aparte de la actuación en salud, cuyo enfoque es principalmente en el desarrollo de fármacos – el otro área en que se está metiendo casa vez más es la agricultura, en concreto la promoción de la “revolución verde”, la industrialización de la agricultura en África (3). Ambas industrias – la agricultura y la farmacéutica – son la vanguardia de las ciencias de la vida, en donde trabajan intensamente en la privatización del conocimiento.
    Un reciente informe de INTERMON deja claro que la industria farmacéutica es la segunda más importante en la creación de la desigualdad global, creando un trasvase continuo desde lo público a los bolsillos privados del 1%. (4)

    Esto – la apuesta por el desarrollo desde el conocimiento privatizado – me parece la apuesta principal de BMGF. Un enfoque en el cual está sin duda nítidamente en línea con la base de su riqueza: el monopolio de MicroSoft y su lucha salvaje en contra de todo que es un modelo alternativo de ‘código abierto’ de conocimiento público. Es esta – la decisión entre un modelo, o bien, de propiedad privada del conocimiento para el bien del 1% que tengan control sobre las pocas multinacionales que monopolizan los patentes sobre la vida vs un modelo de innovación de inteligencia colectiva para la humanidad – una de las luchas principales que nos acompaña en la redefinición del “New Deal” después de la Gran Crisis. Existen ya en el sector farmacéutico suficiente críticas que el modelo de la propiedad privada ni genera innovación ni garantiza el acceso a tratamiento (5). Semillas, fármacos y software – es allí – en la regulación del control sobre el conocimiento – donde se dibujará el siguiente ‘régimen de acumulación’ que remplazará la era fordista.

    Todavía estamos esperando, quién desde la política responde a la propuesta del filantrocapitalismo de la comodificación de la vida. Rockefeller había encontrado en FD and Eleanor Roosevelt su contrapeso, iniciando las tres décadas gloriosas. ¿Hay alguién que se opone al ‘modelo Gates’ con una apuesta para la economía del bien común?

    (1) Transnational Institute: State of Power 2015 – An annual anthology on global power and resistance; http://www.tni.org/stateofpower2015
    (2) BMGF: Global Access: The Foundation’s Approach To Managing Innovation, http://www.gatesfoundation.org/Global-Access
    (3) Colin Todhunter: Bill Gates y Monsanto destruyen la agricultura en África, http://www.ecoportal.net/Eco-Noticias/Bill-Gates-y-Monsanto-destruyen-la-agricultura-en-Africa
    (4) INTERMON OXFAM: Wealth: Having It All and Wanting More, https://www.oxfam.org/en/research/wealth-having-it-all-and-wanting-more
    (5) por ejemplo aquí: http://commonsnetwork.eu/the-knowledge-commons/ : notable en España es la abogacía de saludporderecho.org

  3. Pingback: Vacunas obligatorias. Comité de Bioética de España. | Red de Medicamentos ALAMES

  4. Pingback: Seamos científicos: las vacunas no salvan vidas (ni los médicos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s